Facebook 

Wednesday, 20 December 2017 00:00

ERECCIÓN DE LA DIÓCESIS DE HUAJUAPAN DE LEON OAXACA

Written by 
Rate this item
(0 votes)

ESCUDO DE LA DIÓCESIS DE HUAJUAPAN DE LEÓN

DESCRIPCIÓN GRÁFICA
- Por su forma es lanceolado.
- Por su división es partido.
- Por su color un campo está de oro y el otro de plata o blanco.
- Por sus figuras: en jefe está una paloma en su color natural descendiendo
- En el cuerpo del escudo está la Diócesis de naranja; al centro de la Diócesis un báculo y sobre éste una mitra de plata.
- Su divisa que está en la parte superior sobre un listón de oro, cortado en bisel dice: “EN UN MISMO ESPÍRITU”.
- En el listón de la parte inferior cortado en bisel leemos: “DIÓCESIS DE HUAJUAPAN DE LEÓN”.
INTERPRETACIÓN
- Por el color de los campos se simboliza la bandera pontificia, denotando la presencia del Santo Padre.
- La paloma que desciende es el Espíritu Santo que viene a ser el alma de la Diócesis.
- La figura de la Diócesis simboliza toda la comunidad diocesana.
- El báculo y la mitra denotan la presencia del Obispo, pastor que conduce a su pueblo.
- La divisa expresa el cómo se busca trabajar en la pastoral: “En un mismo Espíritu”.
HISTORIA
- En 1978, en el mes de marzo, el Señor Obispo Don José López Lara, a
través de la Junta de Pastoral, promovió un concurso para hacer el Escudo de la Jornada de Pastoral.
De los trabajos que se presentaron el del Padre Cándido obtuvo el
Primer Lugar y el Señor Obispo le puso el lema. Al Padre Luis se le
encargó la presentación final.
- En la parte superior le colocó un listón para ponerle el lema, en la parte inferior colocó otro listón de forma semicircular con dobleces en los extremos, para colocar la siguiente leyenda: “JORNADA DE PASTORAL”.
- Al escudo se le agregó un anillo con un diamante, haciendo alusión a los 75 años de la Diócesis.
Después de la Jornada, el Padre Luis Martínez sugirió que se quedara como escudo de la Diócesis, lo que aprobó el Señor Obispo suprimiendo el anillo y cambiando el letrero por el de:

“DIÓCESIS DE HUAJUAPAN DE LEÓN"

 

 

 

NACIMIENTO DE LA DIOCESIS MIXTECA Y SU PRIMER OBISPO

 

 

 

 

 

LOS PARROCOS CON QUE INICIO LA DIOCESIS DE
HUAJUAPAN DE LEÓN 1903


1. P. CARLOS FLORES
2. P. APOLINAR CRUZ
3. P. ADALBERTO BERMEJO
4. P. DELFINO LEÓN
5. P. MIGUEL PAÑEDA
6. P. TRANQUILINO PACHECO
7. P. JOSÉ SIMÓN VÁZQUEZ
8. P. JUAN CRUZ VARGAS
9. P. ANTOLINO VEDALS
10. P. MIGUEL O. SÁNCHEZ
11. P. SANTIAGO SÁNCHEZ VARGAS
12. P. FLORENCIO TOSCANO
13. P. JOSÉ DE J. BAZÁN
14. P. SEBASTIÁN SUAREZ
15. P. VICENTE ESCALANTE
16. P. FRUMENCIO PALMA
17. P. CLAUDIO GARCÍA
18. P. ANTONIO DE JESÚS CASTILLO
19. P. FRAY JOSÉ DE LA T. VILLAFAÑE
20. P. FRANCISCO SORIANO
21. P. AMADO MORALES
22. P. FELIPE LEÓN
23. P. JACINTO MARTÍNEZ
24. P. CONCEPCIÓN BARRAGÁN
25. P. BERNARDINO HERRERA
26. P. TOMAS MORALES
27. P. QUIRINO LEÓN
28. P. JESÚS ZAMORA
29. P. JUAN L. NAVA
30. P. EZEQUIEL GARCÍA
31. P. JANUARIO FLORES
32. P. DELFINO LEÓN
33. P. FRANCISCO HERNÁNDEZ
Del documento de la Erección de la Diócesis
A. ANTECEDENTES Y ERECCIÓN DE LA DIOCESIS
a.- Anastasio de Jesús Cázares, Ideólogo e iniciador de la Erección de la Diócesis
El visionario, inteligente, trabajador, sacerdote bueno y docto, Anastasio de Jesús Cazares- Cura y Vicario foráneo de San Juan Bautista, Acatlán, Puebla antes que nadie fue el que trató seria y con máxima formalidad el asunto acerca de la necesidad y creación de la Diócesis de las Mixtecas ante Pío IX .1
Pío IX promovió el Concilio Vaticano I 1869-1870, al susodicho concilio fueron convocados los obispos y sacerdotes del mundo católico. Por esa causa, ahí estuvo presente el Pbro. Dr. José de Jesús Cázares.
El Pbro. Dr. Cázares escribió una nota, la cual dice textualmente: “El día 8 de diciembre de 1869, por primera vez, se le pidió al inmortal Pío IX la erección de un obispado en esta región de los Mixtecas, y el Santo Padre señaló a Huajuapan de León, Oax., como sede”.2
Concluido el Concilio, Pío IX recibió a obispos y sacerdotes mexicanos. El padre Cázares tuvo la franqueza y clarividencia al decir al Santo Padre que era urgente la erección de varias diócesis en la República Mexicana, sobre todo, la del país mixteco. Esta aseveración estaba avalada por razones históricas y, sobre todo, por causas físicas, muy difíciles de franquear, por ejemplo, las visitas pastorales de los obispos que llegaron a efectuarse de 30 a 50 y más años de distancia.
La propuesta del Dr. Cázares fue respaldada por el obispo de Puebla de los Ángeles Carlos María Colina y Rubio (1864-1879) que simpatizaba con la idea de la Erección, y por la del obispo de Oaxaca, Vicente Fermín Márquez Carrizosa (1811-1887), el cual también lo apoyó porque se trataba de una obra trascendente y santa.
El historiador Gregorio Camarillo y Flores afirmó lo siguiente: “Pidió el Santo Padre un mapa y cuando se trató de señalar la población que podía ser la Sede Episcopal de la futura diócesis de las Mixtecas, unos opinaron que Tlaxiaco, otros, que como el Excmo. Sr. Colina, obispo de Puebla, que Huajuapan y el padre Cázares que Acatlán. El Papa señaló, por estar
en el centro de las Mixtecas, a Huajuapan. A su regreso de la Ciudad de los Papas y de los Césares, el Dr. Cázares difundió la idea por estos lugares”. 3
Efectivamente, el Pbro. Dr. Cázares, nacido en Pletlalcingo, Pue., en 1830, pregonó la idea de la Diócesis de los Mixtecas.
Con seguridad, deseó que la cuna de sus anhelos fuera Yucu Yuxi o Juta Tixaa (Acatlan, Pue.), pues, el “12 de enero de 1868, estableció una Sucursal del Seminario Palafoxiano. En este Colegio, se formaron varios literatos, entre otros, el Sr. Arzobispo de Puebla don Ramón Ibarra y González, doctor en cuatro borlas…”4
El templo parroquial del nuevo Acatlán, Pue., edificado por el Pbro. Idelfonso Navarrete y Mexía no pareció suficiente al Dr. Cázares para sus generosos sueños. 5 La Primera Iglesia parroquial “se vino abajo por el terremoto que se sintió a las nueve de la mañana del domingo 16 de agosto de 1711 el Pbro. Dr. Cázares le añadió a la Iglesia de Navarrete y Mexía por la parte oriental, 23 metros dando al crucero una cúpula en forma de medio limón de 28 metros de altura. Con respecto a la sacristía le dió las medidas de 6.40 por 11.40 de ancho y una cúpula en forma de media naranja de 13 metros de alto; además construyó las amplias y bien orientadas casas parroquiales y de la vicaría. El día 06 de abril de 1885 bendijo solemnemente el alargamiento que resultó magnífico y equilibrado”. 6
En una lápida de mármol que se encuentra en la pared norte en donde concluía el templo parroquial del Pbro. Navarrete y Mexía se lee la siguiente octava escrita por el poeta Rutilio Chávez, discípulo suyo:
Teólogo sabio, enaltecido en Roma,
Doctorado en el regio Vaticano,
Nunca dejó de nuestra fe el aroma
Ni al desvalido le ocultó su mano.
Fue humilde cual la cándida paloma
Y al fallecer, como pastor ufano,
Su alma sonriente desplegó su vuelo
Para perderse en la región del cielo.
La mencionada lápida, además contiene los siguientes datos: “Bajo el altar mayor de este templo yacen los retos del Sr. Cura Dr. Dn. Anastasio de Jesús Cázares que falleció el 29 de junio de 1883 a la edad de 53 años, cuatro meses”.
El distinguido Señor José Bazán Ramírez, recordando al ilustre petlalcinguense dijo lo siguiente:
“Si este hombre insigne hubiera vivido en los días de Morelos, de Matamoros, sin duda formaría, con estos héroes de la Independencia, una trilogía ilustre de insurgentes.
La muerte de este preclaro sacerdote, en edad temprana para haber llegado a la cúspide de dinamismo e inteligencia” 7
b.- Monseñor. Ibarra, Pbros. Cázares, Ramón Ibarra Andrew, Miguel Navarro
Entre ceja y ceja, indudablemente, Monseñor Ramón Ibarra y González tuvo presente al Pbro. Dr. Anastasio de Jesús Cázares, párroco foráneo de Acatlán, Pue., por haber sido, este su protector, maestro e inspirador.
En efecto, lo que ve, oye y ejecuta el niño queda impreso durante toda la vida y no es posible borrarse de su mente.
El niño Ibarra y Gonzáles, habiendo cumplido los 13 años de edad, vivió en Acatlán, Pue., posiblemente frente a la casa marcada con el número 01 de la calle Juárez; la dicha casa fue habitada por el Dr. Cázares mientras construía la parte oriental de la iglesia parroquial y las amplias casas parroquiales y vicarial.
Lacónicamente indicaré los pasos de la vida del mencionado niño para aprobar mi aserto.
Vino al mundo en Olinalá, Gro., el 22 de octubre de 1853. Sus progenitores fueron los señores Miguel Ibarra y María del Refugio Gonzáles de Ibarra.
A los dos días de nacido fue bautizado en su tierra natal, de manos del señor cura Isaac Niño de Rivera. En la pila lustral recibió los nombres de José Ramón María Salomé. El Sr. Fidel de la Luz Tapia y la Srta. María Guadalupe Ibarra fueron sus padrinos. 1
En 1859, a los 06 años de edad, el niño se avecindó en Izúcar de Matamoros, Pue.; después temporalmente, vivió en la ciudad de Puebla.
Don Miguel Ibarra, su padre, fue llamado por Dios en 1867 cuando el niño Ramón cumplía los 13 años de edad. En ese año triste para éllos, madre e hijo quedaron desamparados y buscaron un apoyo. Ese sostén lo encontraron en el Sr. Cura de Acatlán, Pue.
Monseñor Octaviano Márquez y Toríz, Arzobispo de Puebla y biógrafo del doctor y maestro Dn. Ramón Ibarra y González, IV obispo de Chilapa, último obispo y primer arzobispo de la Angelópolis afirmó lo siguiente:
“La familia quedó sumergida en el más profundo dolor. El jovencito Ramón había cumplido trece años de edad. La afligida viuda, quebrantada en su salud por tan rudo golpe, privada del apoyo del esposo y teniendo ante los ojos la preocupación constante de la educación de su hijo, se dirigió a la Villa de Acatlán, en el sur del estado de Puebla. Una mujer tan cristiana y piadosa, de sólidas virtudes, como doña Refugio González de Ibarra, aceptó resignada la dura prueba que la Providencia Divina le enviaba, adoró los designios de Dios y, revistiéndose de valor, afrontó sus nuevas y graves responsabilidades.
“En Acatlán, parroquia entonces perteneciente al obispado de Puebla, había un pariente de la familia González que ejercía la medicina; por medio de él esperaba la señora viuda de Ibarra encontrar alivio. Pero más interesándole la educación de su hijo, lo puso al cuidado de un virtuoso e inteligente eclesiástico, el señor cura de Acatlán, Dr. Don Anastasio de Jesús Cázares.
“Bien puede decirse que este digno Sacerdote ocupa un lugar honroso en el desarrollo de la vida de Monseñor Ibarra, puesto que fue él quien lo inició en el aprendizaje de la lengua latina, que nuestro biografiado más tarde habría de cultivar con empeño y aun dominar.
Aunque es tan misterioso el proceso de la vocación sacerdotal y tan delicada la acción del Espíritu Santo en el alma del niño, no sin fundamento podemos conjeturar que, a las enseñanzas y cristianísimos ejemplos de sus amorosos padres, al ambiente piadoso de Olinalá y a las impresiones recibidas en Puebla, hay que agregar la influencia y sabias enseñanzas de aquel señor Cura Cázares en el desarrollo de la vocación del niño Ramón al sacerdocio”. 2
En el año de 1868, doña María del Refugio inscribió a su amado hijo en el Seminario Palafoxiano; entonces el jovencito contaba con 15 años de edad.
Providencialmente el seminarista Ramón, durante las vacaciones, continuaba visitando al país de la Mixteca. Su protector y guía, el Pbro. Dr. Cázares continuaba trabajando incansablemente en Acatlán. Y, por otro lado, Ramón tenía un tío sacerdote que fungía como Párroco y Vicario foráneo de Huajuapan de León, Oax., y lo visitaba durante las vacaciones.
Monseñor Márquez y Toríz dice: “Durante los años de seminarista en Puebla, varias veces fue Ramón a pasar algún tiempo de vacaciones a la ciudad de Huajuapan, parroquia entonces perteneciente al obispado de Puebla, al lado de un tío suyo, a la sazón Párroco y Vicario Foráneo de aquel lugar. Era un distinguido Sacerdote, que llevaba el mismo nombre y el primer apellido de su sobrino: Ramón Ibarra. Más tarde fue Cura Rector de la parroquia del Sagrario en Puebla”. 3
El Pbro. Ramón Ibarra Andrew se separó de la parroquia de San Juan Bautista Huajuapan, el 26 de enero de 1895. 4
En el mes de mayo de 1877 Ramón Ibarra y González tomó el barco que lo condujo a Europa. El joven levita tenía 23 años. Recibió la ordenación sacerdotal el 21 de febrero de 1880 en la Basílica de San Juan de Letrán,” cabeza y madre de todas las iglesias del mundo”, de manos de Monseñor Julio Lenti.
A fines de 1883 retornó a Puebla. Entonces tenía 30 años de edad el doctor y maestro, padre Ibarra y González. En el año susodicho, el Párroco Foráneo de San Juan Bautista Huajuapan de León, padre Ramón Ibarra Andrew “aconsejó al estudiante huajuapeño Miguel Navarro que procurara inducir a personas de esta población para que se dirigiera a la Santa Sede solicitando la creación de un obispado, habiéndole entregado datos y fórmula para éllo. 5
Fue electo para ser canónigo pero no aceptó, le disgustaban las dignidades. Murió siendo cura del Sagrario de la Catedral de Puebla en donde yacen sus restos. 6
El joven Miguel Navarro entusiasmó a sus paisanos, entre ellos, al Lic. Juan de Dios Flores y León.
Todos pensaban y deseaban la diócesis de las Mixtecas pero no pasaba de desear y pensar. El Sr. Cura de Huajuapan de ese tiempo era el Pbro. Juan de Dios Flores y Rosendo que murió el 16 de julio de 1888. 7
--. Efectos de la Misiva Proporcionada por Miguel Navarro
El seminarista Navarro acudió al Lic. Juan de Dios Flores y León por tenerle confianza y verlo capacitado para trabajar en la empresa de la mencionada erección. El abogado, aun joven, se entusiasmó y oteó los múltiples sacrificios efectuados que traían consigo los trabajos de la erección. Acudió a su tío, señor cura de Huajuapan, Pbro. Juan de Dios Flores y Rosendo, y le trató entusiasmado el asunto. El Sr. Cura explicó al sobrino que tuviera calma y fuera prudente. Se resistía a echarle más lumbre a la gasolina.
Benito Juárez en 1859 había expedido las Leyes de Reforma: Independencia del estado respecto a la iglesia, ley sobre el matrimonio civil, registro civil, etc. y los jacobinos se encontraban muy furiosos. Por otra parte, estaba para concluir la primera época del general Porfirio Díaz y se acercaba el inicio de la segunda.
En efecto, Díaz fue presidente de la República en dos ocasiones: 1877 a 1881 y, 1884 a 1911. Se presentaba la dictadura. Con el fin de gobernar ponía presidentes a su gusto y según su modo de ser. A partir del día 01 de diciembre de 1880 al 30 de noviembre de 1884, Díaz puso de Presidente de la República al general Manuel González (1833-1893) el cual había sido comerciante y no terminó ni el sexto de primaria. González se inició en la política combatiendo a los estadounidenses en 1847. Porfirio Díaz y Manuel González se tenían mutua confianza; por esta causa Díaz lo apoyó para que fuera presidente. Y así estaban aquellos tiempos. 8
Y por esas causas, el señor Cura pedía “un compás de espera”.
Incidentalmente, el día 15 de agosto de 1885, llegó a Huajuapan de León el obispo Dr. Eduardo Sánchez Camacho (1838-1920) y consagró la iglesia parroquial de San Juan Bautista que había reconstruido casi totalmente el señor cura Flores y Rosendo.
El Lic. Juan de Dios Flores y León platicó detalladamente con el obispo de Tampico, Sánchez Camacho sobre los proyectos de gestión que habían concebido algunos huajuapeños y el mencionado señor aprobó los trabajos iniciales. 9
El día 01 de enero de 1889 (el señor cura Flores y Rosendo había muerto el día 16 de julio de 1888) llegó a Huajuapan en Visita pastoral el obispo de Puebla Francisco Melitón Vargas (1888-1889). En esa fecha era cura foráneo el Pbro. Esteban Sánchez Rebolledo. El obispo fue muy bien recibido pues habían corrido 56 años de la anterior visita oficial; por eso dice nuestro pueblo: “Tan lejos como cada venida de obispo”. La más cercana visita la hizo el obispo Francisco Pablo Vázquez (1831-1847) en el año de 1833.
La Visita de Mons. Vargas fue provechosa. El tenaz abogado Flores y León narró al obispo lo positivo y negativo en la organización que tenía como meta solicitar la Erección. La idea de la nueva diócesis de las Mixtecas era magnífica y saludable para los mixtecos que reman en un mar de montañas. El ilustre visitante, Mons. Francisco Melitón Vargas aconsejó primeramente la convocación de una “Junta” de vecinos para elegir entre ellos una “Directiva eficaz”.
Se convocó a la junta. Muy animado se encontraba en la reunión el señor cura foráneo Don Esteban Sánchez Rebolledo. Todos se reunieron en la antigua Escuela Municipal. Se conoció el motivo de la reunión y lograron erigir la mesa directiva. Y los esfuerzos nuevamente se esfumaron.

 

c.- El Pbro. Rafael Amador Párroco y Vicario Foráneo
Datos Biográficos del Párroco Rafael Amador y Hernández

 

 

En un apartado rincón del estado de Puebla, en un simpático pueblecillo antes conventual, porque en su seno residían frailes de la orden dominica, que lo ilustraron e hicieron prospero, y hoy se caracteriza por una hermosa, corpulenta y secular ceiba se hiergue en su centro o plaza, en Chila, pueblo fronterizo de su estado y distrito de Acatlán y colindante con este distrito y estado de Oaxaca residía cristiana y honorable familia de los señores Luis Amador y Felipa Hernández, de entre cuyos vástagos brotó como hijo legítimo y de legítimo matrimonio el dos de febrero de 1856, el niño Rafael, porque ese nombre se le puso en el bautizo.
Los primeros años de su infancia se le deslizaron dulcemente en el regazo materno entre caricias y besos, entre consejos y direcciones cristianas que formaron así un corazón tierno, delicado, cariñoso y caritativo, bien arsenado para producir después óptimos frutos.
En la escuela católica de Chila, recibió la instrucción primaria y comenzó a aprender la música, figurando desde la edad de diez años entre los miembros de la Banda de aquel pueblo. Poco después se le consagró al comercio a cargo y dirección del señor Carlos Ruiz, quien en el transcurso de los años notó en Amador, y así lo dijo, vocación sacerdotal.
A la edad de diecisiete años, 1874, comenzó su carrera literaria, y la Providencia Divina escogió como instrumento para llevar adelante esta obra, el apoyo y protección directa y cabal del señor cura de Chila, don Mariano Bazán, tío del agraciado, y quien lo sostuvo durante los años que estuvo en el Seminario de Puebla de los Ángeles.
En latinidad fue su maestro, el señor Prebendado don Carlos María Rodríguez Acevedo. En filosofía, los señores Pbros. Antonio P. Tagle y Simeón Ortega. En Teología el señor Cango. D. Prisciliano Córdova; y de Instituciones de Derecho canónico el señor Lic. y prebendado don Juan N. Guarneros.
La carrera la hizo completa, obteniendo en todos los exámenes la suprema calificación y habiendo sustentado varias conferencias de honor y exámenes públicos.
Concluida esta, en el año de 1883, fue agraciado con los honrosos cargos de Prefecto de disciplina y profesor de tercer año de latinidad en el mismo colegio.
En febrero de 1884 habiendo llegado a Puebla el señor Dr. Ibarra, procedente de Roma, y prendado de los magníficos estudios que se hacen en aquella Ciudad eterna, se propuso mandar a varios jóvenes de carrera concluida a perfeccionarla en aquel punto, y consultando el caso con el expresado señor Canónigo Córdova, este señor y el señor Ibarra resolvieron mandar en seguida al señor Amador y se fue, ingresando a su llegada a Roma en el Colegio Pio Latino Americano, donde continuó sus estudios bajo la habilísima dirección de los RR. PP. Jesuitas.
En abril de 1885, fue la llegada del biografado a Roma; pero habiendo encontrado muy adelantados los cursos, para no perder tiempo, se dedicó a estudiar moral y fue ordenado
Presbítero el 19 de septiembre de ese mismo año, en la gran Basílica de San Juan de Letrán, por manos del Eminentísimo Vicario de su Santidad, Cardenal Parrochi.
En su permanencia en el Colegio, mereció tal confianza de sus superiores que todo el tiempo que estuvo fue Prefecto de filósofos.
En los años de 1886 y 1887, perfeccionó sus estudios de Teología Dogmática en la celebérrima Universidad Gregoriana, en la que se graduó de Doctor en esa Facultad y Universidad.
En el siguiente año escolar, comenzó a estudiar derecho canónico; pero habiendo llegado a Roma la peregrinación en marzo de ese año, concibió deseos de regresar a su Patria con sus paisanos, y lo efectuó llegando a Puebla el 16 de julio de 1888.
Al año siguiente comenzó el joven sacerdote a prestar sus servicios en ese ilustre Plantel del Seminario Palafoxiano en los cargos siguientes: Profesor de Teología Dogmática y Moral, Secretario del Colegio y de la Academia; Vicerrector, Tesorero. Por estos cargos que con tanta eficacia y competencia prestó, y por varios beneficios que prodigó a ese plantel, entre otros crearle varios recursos y medios educativos a jóvenes pobres, pudiera muy bien llamársele benemérito del Seminario.
A fines del año de 1892, fue nombrado Cura y Vicario Foráneo de esta Ciudad y el seis de diciembre de ese año, llegó a la parroquia de Huajuapan en medio de demostraciones mil de afecto y amor filial.
Su primer cuidado después de su llegada, fue hacer un estudioso examen del carácter, costumbres, índole y demás prendas y defectos de sus feligreses: forma y manera de administración de sus antecesores, resultados prácticos que se obtuvieron y los que pudieran hacerse aún reformas y ampliaciones adaptables etc. Y una vez resuelto su plan, sobre las acertadas huellas de sus antecesores y haciendo de su cosecha las aplicaciones que estimó convenientes y las que la practica con sus efectos le iba demostrando, trazó su recta, progresiva y siempre laudable administración, que ha dado óptimos frutos y
augurándoles mayores, y de más exquisito gusto y sazón para el porvenir de estas dóciles y creyentes mixtecas.
El año de 1893, primero de su administración, lo empleó, además del estricto cumplimiento de sus deberes ordinarios parroquiales, en todo lo siguiente y anexo.
Estableció el catecismo los sábados por la tarde, para niños de ambos sexos. La hora santa en forma de meditaciones. Terminó el colateral del altar mayor, administrándose recursos de las limosnas y completando con fondos de su peculio. Terminó el decorado de la capilla Norte de la Parroquia y le hizo construir un hermoso altar y sagrario. Mandó hacer el empedrado y enladrillado de las piezas de la Vicaría. Mandó hacer las reparaciones indispensables a los altares de servitas y San Juan Nepomuceno. Mejoró la disciplina del Colegio. Cuidó de la exactitud de las cátedras y obtuvo buenos exámenes. Estableció un día de retiro espiritual para la hermandad de los Servitas.
Fomentó el culto de Nuestra Señora de Guadalupe, estableciendo una solemnidad mensual cada día doce con el novenario antes de la fiesta, y a esta le dio gran vuelo e inusitado entusiasmo que comunicó al vecindario, y a todos los pueblos y ranchos de su feligresía.
Preparó y estableció anualmente una primera comunión de niños y niñas.
Predicó todos los días del mes de mayo, y estableció el rezo completo de quince misterios durante el mes de octubre de cada año.
Estableció las conferencias eclesiásticas cada mes con exactitud.
Mandó derribar la torre destruida en gran parte por el terremoto del 19 de julio de 1882.
Fundó y ha fomentado hasta el presente la Junta de señoras y señoritas destinadas a obras pías.
Se concluyó la capilla de San José, la bendijo y cantó la primera misa en ella en 1893.
Mando hacer doce reclinatorios y compró doce candeleros de metal para aumentar el número de existentes.
En diciembre hizo la distribución de premios a estudiantes y niños asistentes al catecismo.
AÑO DE 1894
Por primera vez celebró la hora santa al terminar el años anterior y entrar el designado.
El 4 de enero de 1894 fundó el Apostolado de la Oración, y el 24 del mismo vino la Primera Misión de su época.
Febrero - Mandó hacer 16 bancas para la Iglesia y dio principios a los trabajos de la actual y nueva torre. Los misioneros prepararon niños y niñas para primera comunión; el resultado de la misión fue supremo.
Abril - Estableció una escuela católica en el pueblo de Cacaloxtepec sostenida por el Apostolado.
Mayo 12 - Estableció la comunión de niños y niñas en esta fecha y aún vive esta piadosa práctica.
Por medio del Apostolado que adquirió gran incremento, se reanimaron más las festividades del Corpus y la Vela Perpetua.
Agosto - Estableció los sábados misa cantada, a las 10 a.m. rezo de la hora de 15 misterios; por la tarde oficio parvo, y en la noche rosario solemne.
Septiembre - se hizo y armó el medallón o colateral y el altar de la Santísima Virgen de Guadalupe a expensas de él.
Octubre - Se estrenaron un juego de macetones y ramilletes, y otra docena de candeleros grandes de metal.
Noviembre - Estableció el rezo de ánimas en el mes.
Diciembre - 12 - Solemnísima función, se estrenaron cintas tricolores y medallas por las socias guadalupanas; y vino exprofeso a predicar de Puebla el señor Dr. Don Florencio Álvarez.
En este mes estableció el ramillete espiritual del Sagrado Corazón de Jesús.
AÑO DE 1895
Enero – Se comenzó a armar el colateral o medallón y altar del Sagrado Corazón de Jesús, costeado por el Apostolado.
Febrero.- Se concluyeron los corredores del patio de la sacristía, costeados por el señor Amador.
Marzo.- Se estrenaron más reclinatorios y se efectuó la primera comunión de niños de ambos sexos.
Abril.- Se inició la primera peregrinación de esta ciudad al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe de México. El número de peregrinos fue de 400.
Mayo.- Celebró una junta con los principales del comercio de esta, para tratar de la civilización de los niños cacaleños para educarlos e instruirlos, de hecho se ha obtenido un buen resultado práctico y clausura de los establecimientos los domingos por las tardes. Ambas cosas quedaron arregladas, y muchas casas recibieron a estos niños y niñas.
Junio.- Muy solemnes cultos y festividades al Sagrado Corazón de Jesús; hizo que se renovase la Imagen del Patrón, San Juan Bautista; despertó y dio gran vuelo a su culto, estimulando con el ejemplo del santo, los ayunos que se efectuaron.
Julio 16.- Se estrenó el colateral de la Santísima Virgen del Carmen y se fomentó tan alta devoción. Dio gran impulso a la fiesta anual y culto al Señor de los Corazones, y comenzó a hacer importantes reposiciones a la Iglesia.
Octubre 7.- Comenzó a organizar la asociación de las Conferencias de San Vicente de Paul.
- La fiesta con motivo de la coronación de la Santísima Virgen de Guadalupe estuvo suntuosa, y se dio de comer a todos los cacaleños que concurrieron. La fiesta del 12 de octubre revistió carácter excepcional y vino a predicar de Puebla el señor Dr. Don Francisco Navarro.
AÑO DE 1896
En la segunda y última Visita pastoral que realizó el obispo de Puebla, Dr. Francisco Melitón Vargas el 01 de enero de 1896 permaneciendo en Huajuapan 12 días. En el Libro de Actas dejó escrito: “Cuando por segunda vez visito esta importante parroquia, encuentro bien sostenida la piedad, y la frecuencia de los sacramentos, hasta edificante. Las costumbres morales y religiosas son, en general, ejemplares en todos sus moradores, y su avidez por instruirse en cosas útiles y provechosas es sin ejemplo; y la decencia y recato es a la par que su sencillez virtuosa. El afecto a la virtud es ferviente, y su empeño por oír la palabra de Dios es comparable al que tenían los primitivos cristianos.”3
Julio - Estableció la cocina para pobres, sostenida por las conferencias.
26 - Se bendijo y estrenó la Imagen de San Vicente de Paul, costeada por las Conferencias; y en la noche se celebró la sesión pública que manda el reglamento, dándole forma de velada.
Septiembre 20 - Por vez primera la tanda de ejercicios espirituales a señoras y señoritas.
Noviembre 22 - Otra tanda de ejercicios espirituales igual a la anterior.
Diciembre 12- Función solemnísima con peregrinaciones de los pueblos que vinieron, y por la noche profusa iluminación y cuatro castillos o juegos artificiales.
AÑO DE 1897
Enero - Tanda de ejercicios espirituales para hombres.
Abril - 15 - Estableció todos los domingos catecismos para los de los pueblos y ranchos que concurren para oír la Santa Misa y el tianguis.
Mayo - Se aumentó el número de raciones que dan a los pobres los de las Conferencias de San Vicente. Agosto - Ejercicios espirituales para señoras.
Noviembre - Fue llamado a Puebla por el Ilmo. Señor Amézquita, para formalizar tres proyectos de realización en esta Primero: el establecimiento del Seminario Sucursal. Segundo la fundación de un Colegio Católico para niñas y un centro de misiones.
AÑO DE 1898
Enero 3 - Se inauguró el Seminario Sucursal. Se hizo el reparto de premios a los niños que asisten al catecismo.
Febrero - Por iniciativa suya se estableció el Apostolado de la Oración en la Parroquia de Tezoatlán.
Estableció días de retiro para señoras y para señores. – Se comenzó a acarrear piedra para la reposición de la fachada del templo parroquial.
Marzo - Tanda de ejercicios espirituales a 53 hombres. A fines de mes instaló un botiquín para el servicio de las Conferencias de San Vicente de Paul.
Abril 4 - Celebró suntuosos funerales por su antecesor, Cura don José Esteban Sánchez Rebolledo.
Abril 11 - Llevó la segunda peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, con más de quinientas personas.
Mayo - Comenzó a enseñar al pueblo a cantar en coro el Tantum ergo… como de hecho se canta hasta la fecha. Puso la primera piedra para la capilla de San Antonio.
Junio - Previa publicación en hojas impresas y periódicos de la capital se dio principio al variado y estenso programa expiatorio a Jesucristo por fin del siglo. Este curato fue el primero en secundar la idea referida, nacida en Roma, y se logró que en otras muchas parroquias hubiera encontrado eco fiel.
Julio - Estableció la velación los sábados a la Santisima Virgen de Guadalupe. Se efectuó primera comunión de niños y de niñas.
Agosto - Tanda de ejercicios espirituales para señoras.
Septiembre 10 - Primera comunión de niños en Santa María Xochitlapilco, dándoles después el desayuno.
Octubre 9 - Tanda de ejercicios espirituales para señoras.
Octubre 10 - Se dieron principio a las obras materiales del Hospital de caridad de San Vicente.
Noviembre - Dos novenarios por las ánimas. Uno especial por los marinos españoles.
Diciembre 12 - Función solemnísima a la Virgen de Guadalupe.
AÑO DE 1899
Febrero - Tanda de ejercicios espirituales para hombres.
Marzo - Tanda de ejercicios espirituales para hombres.
Abril 10 - Tercera peregrinación al Tepeyac, especial de Huajuapan y con más de 600 peregrinos.
Junio - Solemnísimo mes del Corazón de Jesús: logró propagar considerablemente la lectura de “El mensajero del Corazón de Jesús”.
Septiembre - Primera comunión de niños y niñas y triduos al Sagrado Corazón como desagravio a las ofensas que le habían hecho en varios pueblos de España.
Primera vez que oficia el pueblo en masa el “canto gregoriano” de la Misa, a moción del señor Amador.
Octubre - Tanda de ejercicios para señoras.
Noviembre y diciembre-. Iguales distribuciones que en los años anteriores.
AÑO DE 1900
Lo mismo que los anteriores. Promovió la construcción de un nuevo templo en el pueblo de Silacayoapilla.
El 15 de enero vino la segunda misión arreglada por él, dio muy buenos frutos, dilató más de cuarenta días.
Febrero 4 - Primera comunión de niños y niñas, y su consagración al Sagrado Corazón.
Marzo 4 - Consagración de toda la feligresía al Sagrado Corazón de Jesús y tanda de ejercicios a todos los seminaristas.
Coloco la primera piedra del templo del Sagrado Corazón de Jesús en la Ciudad de Huajuapan. Bendijo su primera campana y el oratorio anexo al templo. Toda esta obra de grandes proporciones le debe importantes servicios y apoyos.
Grande impulso y auxilios ha prestado al templo en construcción de la Virgen de Guadalupe; y no hay obra piadosa y buena que no cuente con su cooperación y decisivo apoyo.
En agosto de 1900 fue llamado a Puebla por el Ilmo. Señor Amézquita, y ya no regresó, pues se le colocó en el Obispado al frente de la Prosecretaría, que desempeñó con acierto y eficacia por algunos meses, en que nombrado representante por la Diócesis de Puebla para la peregrinación a Roma, marchó a aquella Ciudad Santa en donde a su llegada y arreglada una peregrinación a tierra Santa, el Ilmo. Señor Ibarra le confió la presidencia y dirección de la misma.
A su regreso a Puebla se le ofrecieron varios honoríficos empleos y curatos, que no aceptó; y al estar en una tanda de ejercicios, se le volvió a nombrar Foráneo de esta, que con gusto aceptó; y desde su regreso hasta la fecha ha continuado una marcha más ascendiente, de mejoras espirituales y materiales, que desearse pudiera por cualquiera persona exigente.
Es el apóstol de la caridad, pues me consta que cuanto tiene es para el pobre y él sólo se limita a lo indispensable. Acostumbra no deber y no tener nada más que para los pobres: Llámasele Apóstol de los indios por que se desvive con ellos sirviéndolos, instruyéndolos y consolándoles.
Duerme siete horas, trabaja diecisiete; es sencillo en el vestir y humilde en el comer. Amable, fino, decente y enérgico; y para dar una idea de su actividad y energía, en una de tantas veces que llamado a Puebla, regresó en sábado a la hora de comer, se alimento y en seguida llamó al catecismo, que duró hora y media. A quinientos y tantos niños que instruye y siguió con sus demás labores.
La grande obra; la obra de Dios, la de la erección de la Diócesis de las Mixtecas, él la reinició, continuó y llevó a término; bien que secundado y apoyado por influyentísimos personajes, cuyos ilustres nombres el pueblo guarda con verdadero cariño y eternal gratitud.
Mucho queda que decir, que se guarda en el tintero para no herir su modestia, y que en no lejano día se dará a conocer bastando lo expuesto para que el público tenga idea de quíen es el primer obispo de las Mixtecas, y especialmente de sus diocesanos, lo conozcan, amen y obedezcan para su mayor felicidad y honra.
San Juan Bautista, Huajuapan de León, junio 7 de 1903.
Lic. Juan de Dios Flores y León.
- Actitud de Rafael Amador y Hernández, frente a la Erección de la Diócesis
En cuanto al hecho de trabajar en favor de la erección de la Diócesis de las Mixtecas el Sr. Amador no participó, como caballero de la edad media, por lealtad a sus superiores mayores, en su primera estancia en Huajuapan. Opina Gregorio Camarillo y Flores sobre la no intervención del Sr. Amador y Hernández, como párroco, de la soñada Diócesis:
“…a pesar de ver la necesidad de un obispado por acá, al principio no quiso hacer nada en este sentido. por las ligas que tenía con el obispado de Puebla y por temor de disgustar tanto al Arzobispo de Oaxaca como al Obispo de Puebla. 2
El Dr. Amador y Hernández trabajó denotadamente en su parroquia. Durante su ministerio parroquial, en respectivas épocas, trajo dos misiones, una de padres Oblatos y de padres Paulinos o Lazarista, la otra. Monseñor José Perfecto Amézquita4, obispo de Puebla (1897-1900) al dar la bendición a los misioneros que trabajarían en la Mixteca, les aseguró sinceramente:
Van a una parroquia tan bien arreglada en todo que parece un reloj. 5
Por justicia, damos cronológicamente el nombre de los Vicarios cooperadores del señor cura Amador y Hernández: Octavio Isla, Frumencio Palma, Cayetano Flores, José de Jesús Ruiz, Austreberto Vargas, Silvino Pérez, Mucio Cortés, Leopoldo Villanueva y José de Jesús Espinosa.
La parroquia de Huajuapan estaba preparada para recibir las bendiciones de Dios.
d.- Junta Gestionadora De La Erección
El Pbro. Dr. Amador teniendo en sus manos la carta del obispo Francisco Melitón Vargas1, en la cual lo apoyaba para lanzarse a solicitar la erección de la nueva diócesis, el párroco se despojó de sus temores, preocupaciones y se decidió a convocar a los integrantes de la Junta gestionadora, y los lanzó a trabajar a favor de la Diócesis de las Mixtecas. 2
- Elección de los Dirigentes
Corría el día 01 de octubre de 1899. Los convocados acudieron entusiasmados a la cita, a la hora exacta. Ahí se encontraban las personas más conspicuas y trascendentes y sobre todo, magníficos cristianos.
Tan magnánimo, como siempre, el sr. Cura se presentó ante la distinguida concurrencia y prometió trabajar con todas sus fuerzas hasta lograr el objetivo esencial.
En la mesa de diálogo se ventilaron problemas y soluciones, fracasos y éxitos, tácticas efectivas de trabajo y propósitos a seguir, etc.
El acto seguido fue importantísimo: se constituyó la Junta gestionadora de la Erección del Obispado de las Mixtecas, con las siguientes personas: Vicente Zamora y Ortíz, Presidente; Lic. Juan de Dios Flores y León, Secretario; Fiacro Torreblanca Tapia, Pro-Secretario; Félix Alonso y García, Tesorero; Aurelio García Niño, Vocal 1; Miguel Ignacio López Rodríguez, Vocal 2; Se añadió otro Vocal Sr. Julián Martínez Ortíz, el día 30 de abril de 1900. Los miembros de la Junta fueron 07: 04 huajuapeños; 01poblano y 02 españoles; todos residentes en Huajuapan.
- Siluetas Mínimas de los Comisionados
Las personas aquí mencionadas fueron piezas claves en la Erección de la Diócesis nueva porque lo dieron todo: amor, bienes materiales y tiempo con el fin de realizar sus anhelos. 4
Prof. Vicente Zamora y Ortíz. Vino al mundo el día 5 de abril de 1838 en Huajuapan. Maestro de muchas generaciones. Muy cristiano. Su hogar fue como el de Nazaret. Tuvo dos hijas religiosas. Guadalupe y Aurora. Dibujó el mapa que mandó a Roma la junta promotora. Dios lo recogió el día 16 de septiembre de 1918, en Tuxtepec. Oax.
Lic. Juan de Dios Flores y León. Nació en Huajuapan el día 28 de septiembre de 1859. Estudiante muy aplicado. Abogado de la Iglesia. El 12 de marzo de 1893 inició el templo dedicado al Sagrado Corazón de Jesús; no hubo quien continuara su obra. Ostentó el seudónimo de “Gloridano Grineo”. Integrante de los Árcades romanos desde el día 20 de mayo de 1904. Fue cristiano a toda prueba. Pleno de ilusiones, dejó la presente vida el día 30 de junio de 1908.
Sr. Fiacro Torreblanca Tapia. El 30 de agosto de 1853 nació en la población de Chiautla de Tapia, Pue. Fervientísimo cristiano. Fue padre del obispo de Chiapas y después arzobispo de Durango, Mons. Lucio Concepción Torreblanca y Tapia. Fue el diezmero de la diócesis por mucho tiempo. Tan excelente cristiano que rezó, durante varios años, la liturgia de las horas, en lengua latina, con singular devoción. Murió en Huajuapan de León, el día 11 de agosto de 1931.
Sr. Felix Alonso y García. Nació en la población de Bustablado, provincia de Santander, España, el 11 de febrero de 1864. Junto a la capilla primitiva de la Virgen del Carmen, levantó la actual. Murió en Huajuapan de León, el 4 de octubre de 1933.
Sr. Aurelio García Niño. Huajuapeño. Nació el 07 de junio de 1856, La Santa Sede lo privilegio con oratorio privado en su domicilio. Amante de su ciudad natal. Benefactor social. Fundador del Hospital San Juan de Dios. El 07 de abril de 1912, Dios lo premió en el cielo.
Sr. Miguel Ignacio López Rodríguez. Nació en la ciudad de Huajuapan el 31 de enero de 1859, artista, cristiano ejemplar. Tuvo fama nacional e internacional de consumado orfebre. Hizo la custodia monumental de la Catedral de Huajuapan, por el Congreso Eucarístico realizado en el mismo lugar en 1940. Tuvo una hija religiosa Josefina, la hermana Teresa.
Singularmente amaba a la Guadalupana. Murió en la ciudad de Puebla, el 30 de noviembre de 1956.
Sr. Julián Martínez Ortíz. Español. Nació en la Península Ibérica. Se ignora la fecha y población. Célibe, Buen católico, Ferviente, ayudó económicamente a la Iglesia. En el mes de diciembre de 1912, feneció en la ciudad de Puebla.

 

JUNTA GESTIONADORA PARA LA FUNDACIÓN DE LA DIÓCESIS DE HUAJUAPAN DE LEÓN

 

 

El señor cura Amador Hernández propuso a la Junta naciente “sondear” el criterio de Monseñor Eulogio Gregorio Gillow y Zavalza, arzobispo de Oaxaca (Oax. 1887-1922) por abrigar este algunas reacciones negativas ante la aún nonata diócesis de las Mixtecas. Afortunadamente Monseñor Gillow se encontraba a solo 40 kilómetros de distancia, partiendo de Huajuapan. Monseñor en efecto, estaba en la población de Tamazulapan, Oax., cumpliendo una Visita Pastoral a esa parroquia de su arquidiócesis. El Pbro. Sr. Amador dialogó con él. El prelado expuso las dificultades que podían ocasionar la creación de una nueva diócesis, sobre todo, sufriendo el desmembramiento territorial de su arquidiócesis y el de la Diócesis de Puebla. No obstante, prometió meditar el asunto absteniéndose a decir si o no. 3
El Sr. Amador retornó a su parroquia algo triste pero de ninguna manera desanimado, pensaba que los problemas existen para resolverlos y no para que nos dominen.
- Los Dos Expedientes
Primero de noviembre de 1899. Los miembros de la Junta Gestionadora acordaron dar un obsequio a Mons. Guillow; y se valieron del Lic. Jesús Acevedo, huajuapeño, que se encontraba en Oaxaca para que éste le entregara en sus propias manos: “Fue un Canon que aún se conserva en la catedral de Oaxaca”. Además los de la Junta tenían el conocimiento que el arzobispo de la antequera había partido hacia París y de esa ciudad se dirigía hacia la de Roma; entonces decidieron armar el primer expediente conteniendo 07 puntos y el mapa de la diócesis solicitante y lo entregaron al Lic. Acevedo el día 01 de noviembre de 1899 encargándole, a este señor, que lo enviara cuanto antes a Mons. Guillow que se encontraba en la ciudad de París. 5
Desgraciadamente, ese primer expediente no tuvo respuesta. Y se desconoce si se gestionó o se marginó el referido documento.
Se reunió la Junta el 30 de abril de 1900. En este encuentro se discutió, principalmente, el silencio del Vaticano respecto del 01 de noviembre de 1899 ó el desvió del documento de parte del arzobispo de Oaxaca. Determinó la Junta formular otro expediente y mapa
complementarios y enviarlos directamente a manos del Cardenal José de Calasanz Vives y Tuto y de Monseñor Emigdio Michetti verdaderos amigos del Sr. Amador Hernández.
El 12 de mayo de 1900, la Junta gestionadora celebró una reunión en la casa-habitación del Sr. Aurelio García. Ahí el secretario y pro-secretario formularon el segundo expediente, encomendando al presidente de la Junta elaborar un plano que comprendiera parte de la arquidiócesis de Oaxaca y la diócesis de Puebla, subrayando los contornos de la Diócesis de las Mixtecas.
La Junta trabajó hábil y sagazmente; la formaban hombres de carácter férreo y compresivo.
Hubo otras reuniones; las de 12 de junio y 25 de julio de 1900.
- Traslado del Sr. Cura Amador.
Se abre un paréntesis en las gestiones de la Junta promotora por la ausencia de su cabeza del Pbro. Rafael Amador y Hernández.
El día 23 de agosto de 1900, convencida la Mitra de Puebla que el Sr. Cura Amador auspiciaba la intensa labor de la Junta gestionadora de la Erección, le dió otro cargo: “Pro-Secretario de la Mesa de Matrimonios” del obispo José Perfecto Amézquita, y “ahí permaneció por espacio de un año” 6 Poco valieron las Dos Comisiones que acudieron a suplicar la vuelta del buen pastor a su parroquia que tanto lo extrañaba.
Nos cuenta Gregorio Camarillo y Flores, lo siguiente: “La primera comisión estuvo integrada por la Sra. María de Jesús Acevedo, Sra. María Sario y algunas personas más. La segunda por Dn. Vicente Zamora, Dn. Fiacro Torreblanca y Dn. Antonio Villalba.” 7
Y como insistían demasiado los huajuapeños a favor de su párroco, pidiendo que retornara a Huajuapan, la Mitra de Puebla, posiblemente, para distanciarlo más de sus antiguos feligreses, lo mandó a dirigir una peregrinación a Roma y a los santos lugares la cual debería partir en las postrimerías de noviembre de 1900.
- Se Expandió Jubilosamente la noticia.
La noticia de la peregrinación interoceánica se expandió en Huajuapan como pólvora encendida. Los señores integrantes de la Junta gestionadora se llenaron de júbilo. Pensaron que había llegado la mejor oportunidad para continuar insistiendo en la erección. Se entrevistaron en la ciudad de Puebla con el Sr. Amador y Hernández quien les dijo que, efectivamente él conduciría el itinerario de la ida y vuelta, y con enorme entusiasmo portaría el nuevo expediente de gestión del Obispado de las Mixtecas. Y sugirió que, si fuera posible le auxiliaran con el importe del pasaje con el fin de no ser gravoso.
Los emisarios volvieron a Huajuapan. Informaron la buena y halagadora oportunidad. La Junta directiva, el día 29 de octubre de 1900, dio encomienda de la recolección monetaria al padre Vicario Silvino Pérez y al presidente y secretario, respectivamente, Vicente Zamora Ortíz y Juan de Dios Flores y León. 8
La dinámica y tenaz Junta se puso a trabajar como nunca, quizá lo había hecho. El día 01 de noviembre de 1900 celebró un consejo transcendente.
Nos cuenta el abogado Juan de Dios Flores y López, hijo del secretario de la Junta gestionadora: “Tuvimos la suerte de que en mi Casa Solariega se redactara, escribiera, leyera, aprobara y suscribiera el verdadero expediente básico y que vino a tramitarse en Roma, conducente a la creación de la Diócesis de las Mixtecas”.
“Este nuevo expediente fue también redactado por el licenciado Flores y León y escrito por don Fiacro Torreblanca, y el mapa de la comprensión de la nueva diócesis dibujado por don Vicente Zamora; documento que junto con los fondos reunidos, se enviaron al señor Amador”. 9
Los documentos susodichos fueron entregados inmediatamente al Sr. Amador y Hernández, por medio de un “correo propio”.
Los peregrinos zarparon del puerto de Veracruz a mediados de noviembre de 1900. En altamar el Dr. Amador dio a conocer el expediente y mapa al obispo elegido de Chilapa el día 30 de diciembre de 1889, el Dr.y Mtr. Ramón Ibarra y González, y consagrado en Roma el día 05 de enero de 1890, que también viajaba en el mismo barco, el cual prometió ayudarle en forma muy interesada.
En el Vaticano, el Sr. Amador y Hernández entregó la documentación personalmente al cardenal José de Calazans Vives y Tuto y a Monseñor Emigdio Michetti rogándoles que pusieran todo empeño en el asunto, y además le suplicó que apadrinaran la obra de la ereccion.10
- Paréntesis Lleno de Incertidumbre
El misionero y fraile don Antonio de Jesús Castillo, C.T.D., a fines de enero de 1894, siendo párroco el Sr. Amador Hernández, vino a proclamar el evangelio en la Mixteca en compañía de los padres Jacinto Méndez y Jesús Martínez. 11
En 1900, Monseñor Amézquita, obispo de Puebla, dio el nombramiento a fray Antonio de Jesús, de Cura interino y Vicario foráneo de San Juan Bautista Huajuapan. A las 6 de la tarde del 12 de octubre del mismo año tomó posesión ante el Pbro. Antonio Cisneros, párroco de Tequixtepec, Oax., y Don Silvino Pérez recibió el cargo de Vicario cooperador. 12
Corría el 7 de abril de 1901 Fr. Antonio, párroco, convocó a los miembros de la Junta gestinadora para dar lectura a una carta que el Cardenal Rampolla envió a Monseñor Ramón Ibarra y González, obispo de Chilapa, Gro., que declara en uno de sus párrafos:
“…el proyecto de la nueva diócesis de Huajuapan no se podía aprobar por comprender parroquias que pertenecen a dos estados: Puebla y Oaxaca”. 13
La carta pareció un balde de agua fría caído sobre los señores de la Junta. Acordaron que se elaborara un nuevo expediente. Se comisionó al Lic. Flores y León – inteligente y sabio- que armara la defensa por medio de otro expediente que se elaboró 05 días después, es decir, el 12 de abril de 1901. Y se envió, con entrega inmediata, al Señor Cardenal Vives y
Tuto. En este documento, el cardenal encontró una carta - poder de parte de los gestionadores de la erección. (Firmada por los suscritos y miembros de la Junta gestionadora).
El 12 de junio de 1901, el Sr. Cura Castillo recibió de la mitra de Puebla órdenes de entregar la parroquia al vicario cooperador. Ocho días después tomó posesión de la parroquia el Pbro. Victoriano Vázquez, ex párroco de Silacayoapan, Oax. 14
El 31 de agosto de 1901 llegó a Huajuapan el Arzobispo de Oaxaca, Monseñor Gillow. Al otro día, 01 de septiembre, recibió en audiencia a los miembros de la Junta gestionadora. Les aseguró que la Santa Sede había aprobado crear la Diócesis de las Mixtecas, pero, que aún no se decidía qué población sería la sede episcopal, ni el nombre del futuro obispo, ni los límites, ni de la congrua, etc. El arzobispo temía que le quitaran Teposcolula y Tlaxiaco y demás parroquias pingües mixtecas. Les aseguró que visitaría la parroquia de San Juan Bautista Acatlán, Pue. Porque no la descartaba, aún de ser posible Sede. Visitó los templos de la ciudad. Los huajuapeños lo invitaron a una Velada Literaria-musical a la caída de la noche y otra al día siguiente. 15
El día 02 septiembre de 1901, la Junta acordó no mostrar escrito alguno y mapa a Mons. Gillow. Ya le tenían desconfianza. No quería dar algunas parroquias mixtecas para la nueva diócesis. En el mapa que ellos tenían, en ese momento, estaban Tamazulapan, Tejupan, Coixtlahuaca, Concepción Buena Vista, Teposcolula, Chilapa de Días, Caltepec, Juxtlahuaca, Coicoyan, Mixtepec, Tecomaxtlahuaca, Zapotitlán Salinas y San Gabriel Chilac.
Antes de las 06 de la tarde salió, los huajuapeños obsequiaron al arzobispo de Oaxaca un cáliz cuyo costo fue de 140 pesos. El 03 de septiembre estuvo en Chila de las Flores; el 04 en Petlancingo; el 06 en Acatlán y el 07, en Santa Inés Ahuatenpan.
- Movimiento Contrarrestado
Recibió también un obsequio de parte de Huajuapan, Monseñor Emigdio Michetti por su colaboración a favor de la erección. Se trabajaba inteligentemente.
El 26 de septiembre de 1901 se envió al Cardenal Vives y Tuto otro expediente y respectivo mapa en donde se excluían las parroquias que se negaba dar el arzobispo de Oaxaca.
El 16 de octubre de 1901, llegó, proveniente de la ciudad de Puebla a la de Huajuapan, el seminarista José María Hernández; hizo saber a los integrantes de la Junta gestionadora que había contendientes que luchan en Roma contra la Erección de la Diócesis entre quienes estaban los señores Capitulares y dos grupos: “La Sociedad Católica” y “Los Abogados Católicos” de Puebla.
Afirma Gregorio Camarillo y Flores: “Este movimiento subversivo fue contrarrestando con un cuarto expediente que se envió al Card. Vives”. 16

B.- LA ORDENACIÓN DEL PRIMER OBISPO

 

a.- Alegría Desbordante Por El Nombramiento

 

El papa León XIII concedió en el Vaticano la Bula “Apostolicae Sedes” el día 25 o 27 de abril de 1902. En esa misma ciudad-estado, enclavada en la metrópoli de Roma, fue despachada el 17 de marzo de 1903. Llegó a la ciudad de México el 06 de abril de 1903. Fue ejecutada el 12 de mayo de 1903.

 

  • Recibí por Correo mi Nombramiento

 

El Breve de León XIII por el que eligió al Pbro. Dr. Rafael Amador y Hernández para primer “Obispo de la Diócesis de las Mixtecas”, está fechado el día 27 de marzo de 1903.

 

Escribió Monseñor Amador en el Primer Libro Parroquial del Archivo eclesiástico de San Juan Bautista Huajuapan de León, Oax.:

“El día 03 de mayo del mismo año (1903) recibí por correo, el Breve de mi nombramiento de Obispo del nuevo Obispado de las Mixtecas”. 1

 

En ese día memorable -dijo uno de sus biógrafos- en que la Santa Iglesia celebra la invención de la Santa Cruz, era agraciado por sus méritos, con una mitra y una cruz por báculo.

 

Dos meses y días atrás -19 de marzo de 1903- se recibió un cablegrama del cónsul de México don Enrique Angelini que literalmente decía: “Enviada Bula erección Arzobispo México ejecutor”.2 En ese mismo día, el presidente de la Junta por erección, recibió  de parte del Cónsul, el encargo que, por favor, avisara a Don Vicente Zamora que la Bula había sido enviada al Arzobispo de México.

 

Se derramó el entusiasmo huajuapeño. En todos los templos, especialmente, en el parroquial, hecharon a vuelo todas las campanas y se entonó un solemne Te Deum Laudamus de acción de gracias. La música tocó “Dios nunca muere” con verdadero gozo. Posiblemente se tenían preparados los cohetes porque por todas partes se oían detonaciones.

 

  • Te Deum Laudamus

 

Los rosales tienen hermosas flores pero también espinas punzantes. Existe lo mismo entre las cosas divinas y humanas.

 

Durante esos días, Monseñor Ramón Ibarra y González segregó de la foranía de Piaxtla dos parroquias: Tulcingo y Jicotlán y, además, la Vicaría fija de Chila de la Sal, uniéndolas a la foranía de Chiautla, Pue. También por esos sitios, removió a varios sacerdotes.

 

La Junta gestionadora levantó la voz y el obispo electo se puso triste al tener noticia del movimiento susodicho.

 

Los relojes marcaban las 13 horas del día 19 de marzo del 1903, cuando el Profesor Vicente Zamora Ortíz- presidente de la junta-recibió el cablegrama que decía:

 

“Roma. 19 de marzo de 1903 Huajuapan Salina Cruz. Sr. Vicente Zamora. Huajuapan. Enviada Bula Erección. Arzobispo México Ejecutor. Angelini”. 3

 

La Junta Gestionadora escribió al Pbro. Dr. José Juan de Jesús Herrera y Piña, catedrático del Seminario Conciliar de México 4, suplicándole que cuando llegara a la ciudad de México la Bula de erección, hiciera el favor de avisar a Huajuapan. El Dr. Herrera aceptó la invitación. Acudió de inmediato a la Curia metropolitana del arzobispado de México y al preguntar, le contestaron que el documento se encontraba en la Curia. El Dr. Herrera envió al Sr. Cura Amador, el siguiente telegrama:

 

“MEXICO, D. F. a 7 de abril de 1903. Sr. Cura D. Rafael Amador. Huajuapan. Ayer llegó Bula de erección. Favor de avisar comisión. Mandaré copias. Juan Herrera, Pbro.” 5

 

El día 11 del mes en curso  envió una copia de la Bula a Huajuapan suplicando que se la devolvieran. El latinista Guillermo López García, el 15 de abril, ya tenía traducida la Bula.

 

  • Preparativos  inmediatos

 

El día 13 de abril, el Sr. Amador convocó a una asamblea para que las personas indicadas, se posesionaran de sus sendas encomiendas:

 

  • Se nombró la comisión para hacer fondos dentro y fuera de Huajuapan. Resultando electos los señores Vicente Zamora, Aurelio García y Félix Alonso.

 

  • Fiarco Torreblanca y Dn. Aurelio García se comprometieron a recoger al personaje que ejecutaría la Bula.

 

  • Que se suplicara a los pueblos por donde había de transitar el Ejecutor y sus acompañantes con el fin de que arreglaran los caminos, por favor. Además, que los sacerdotes recibieran benévolamente a los distinguidos visitantes.

 

  • ¿En qué casa se podría hospedar el Ejecutor? Se propusieron dos: la del Sr. Juan Gómez y la de la Sra. María Carrizosa. Se hospedo en la del Sr. Gómez.

 

  • La cocina debe estar en manos competentes.

 

  • Contratar al artesano Don Higinio García que blanqueé y pinte la futura Catedral.

 

  • Se sugirió que se busquen personas entusiastas para solemnizar las fiestas religiosas para el día de la erección y siete días siguientes.

 

  • Se encargó a Don Juan Gómez que haga venir el orfeón de Puebla que dirige el Prof. Samaniego (se dijo que el orfeón es uno de los mejores, pero que cobran $800. 00 m/n.)

 

  • Salió electo el Lic. Juan de Dios para que organice la Velada Literario-musical del día de la erección. 6

 

La mayor parte de los habitantes de Huajuapan se pusieron en actividad. Pintaron las fachadas de sus casas, Arreglaron las calles, contribuyeron según sus posibilidades económicas para esta causa.

 

  • Hacia los caminos mixtecos

 

Era Arzobispo de México, el Dr. Próspero María Alarcón y Sánchez de la Barquera. 7

 

El señor Alarcón, por motivos fuera de su voluntad, no pudo acudir personalmente a erigir la diócesis de “Las Mixtecas”. Buscó a un subdelegado. No encontró a otro mejor que a Monseñor Francisco Plancarte y Navarrete, obispo de Cuernavaca. 8

Monseñor Plancarte aceptó como buen sacerdote. Le pusieron de secretario al Pbro. Juan Herrera y Piña, catedrático y buen escritor. El obispo preguntó por el día en que se haría la erección, el estado de los caminos mixtecos, el ferrocarril, etc.

 

Para contestar las interrogantes del arzobispo Alarcón, el obispo electo convocó a una junta para el 14 de abril. En la reunión le dijeron que la erección estaba planeada para el 12 de mayo. Y en los primeros días del mes mencionado saldría la comisión que lo llevaría a la nueva diócesis.

 

El día 25 de abril de 1903, Rafael, el hijo del Prof. Vicente Zamora, avisó a la Junta gestionadora que el Dr. Juan Herrera le comunicaba: Que el 07 de mayo, principiarían a recorrer los caminos mixtecos; que saldrían para Huajuapan con alegría y júbilo, y que enviaran dinero para los gastos. 9

 

El 03 de mayo de 1903 partió la comitiva de Huajuapan hacia la ciudad de México para acompañar a Mons. Plancarte y su secretario.

 

El 07 de mayo, los itinerantes se reunieron en la estación central de Ferrocarriles mexicanos, “Buena vista” para iniciar la primera jornada: México-Puebla.

 

El 08 de mayo, en la ciudad de Puebla, abordaron el tren Mexicano del Sur que los llevó a Tlacotepec; en esta población, a las 14 horas, transbordaron al ferrocarril carbonífero; a las 16.30 horas estaba en Santa Inés Ahuatempan.

 

Era el día 08 o 09 de mayo, de esta población emprendieron el viaje hacia Acatlán usando sólo mulas y caballos; bajaron por el “Espinazo del Diablo” y por “El zic-zac del demonio”; pasaron los caseríos de “Garzones” y “La Cruz del Coyul”, famoso paraje de Acatlán. Llegaron a esta ciudad ingresando por la Y (griega). Las campanas del  reloj, tocaron las 7:30 de la noche.

 

En Acatlán pernoctaron en el curato edificado por el Pbro. Dr. Anastasio de Jesús Cázares.

 

Nuevamente emprendieron la marcha. Eran las cinco de la mañana del día 09 de mayo. Pasaron frente a las ruinas del antiguo templo parroquial (la primera iglesia, 1538, levantada en territorio de los mixtecas y cruzaron el río Tixáa; luego el poblado de Yucuyusi. (Ahora Gabino Barreda) y en Petlalcingo (Nuuyurui) tomaron los alimentos de medio día, el Sr. Amador salió al encuentro del Subdelegado y acompañantes. En ese momento eran las siete de la noche estaban en Chila.

 

Día 10 de mayo. Chila de las Flores. Desde las tres de la mañana, los sacerdotes principiaron a celebrar la eucaristía.

 

A las 5 a. m. tomaron el camino hacia Huajuapan de León (Ñuudee) en donde llegaron a las 10 de la mañana.

 

Acompañaban al Obispo de Cuernavaca, el Pbro. Dr. Juan Herrera y Piña, originario del hermoso Valle de Bravo, el cual fungió de secretario, y el joven estudiante de teología, Amado G. Pardavé.

 

Escuchemos la impresión de un periodista que estuvo presente en el ingreso de los ilustres visitantes. “Así fue: el 10 de mayo de 1903, a las 10.00 a. m. hacía su entrada en Huajuapan en medio de las más patéticas manifestaciones y júbilo y entusiasmo. Los huajuapeños hacía tiempo deseaban ver su humilde parroquia elevada al rango de Iglesia Catedral. Muchos de ellos murieron sin tener el placer de ver coronados sus deseos”… 10

 

b.- Día De La Erección De La Diócesis De Las Mixtecas

 

  • Aplausos y cánticos jubilosos

 

Amaneció límpida la mañana como todos los amaneceres del mes de mayo. Los feligreses sin distinción de clases: campesinos, letrados, sirvientes, acaudalados, limosneros, jóvenes, ancianos, niños, etc. Se arremolinaban en el atrio espacioso como acostumbran los mixtecos hacerlo en el día del Santo Patrón.

 

Sonaron las 10 de la mañana del domingo 12 de mayo de 1903.

 

Las tres robustas naves de la antigua iglesia de San Juan se encontraban apiñadas, desbordantes de fieles. Todos esperaban ansiosos  ser testigos de la ejecución de la Bula “Apostólica Sedes” con la cual León XIII erigía la Diócesis de las Mixtecas, dentro de algunos minutos.

 

Varios sacerdotes oían en confesión a numerosos penitentes; otros, atendían a los peregrinos venidos de diversos puntos cardinales. Unos y otros han venido para estrenar la nueva diócesis.

 

El Dr. y Maestro Francisco Plancarte y Navarrete, obispo de Cuernavaca, Mor., era el subdelegado del Dr. Próspero María Alarcón y Sánchez de la Barquera -Delegado papal- para que en su nombre erigiera la novísima demarcación Mixteca.

 

Plancarte y Navarrete revestido de alba, estola y capa magna y principesca, ingresó por la “Puerta del Perdón”. Su porte era digno, vertical, reposado. Le hacían compañía los sacerdotes que, desde la víspera, habían venido a la ciudad de Huajuapan. Bajo el dintel robusto de la única puerta, el subdelegado fue recibido conforme al ceremonial y ritual romano.

 

El cortejo marchó a partir de la puerta del perdón hacia el presbiterio (téngase en cuenta que antiguamente, había muchos actos eclesiásticos con acentuado sabor regio). Aquí, allá, por todos los sitios se escuchaban vivas y aplausos. La catedral in fieri estaba plena de fieles; también, de oraciones y cánticos.

 

El himno “Nunc sanctae nobis spiritus” resonó de ese lado del ábside hacia el cuerpo del templo. La entonación gregoriana resulto excelente.

 

 

 

 

  • Nacimiento de la Diócesis de las Mixtecas

Me acercaré al altar de Dios, Introíbo ad altáre Dei. El obispo Plancarte dio inicio a la “Tercia” revestido con el ropaje pontifical. Vino el “Gloria” solemnísimo, la oración colecta y el santo Evangelio. Concluido el evangelio, el futuro obispo de Tulancigo y posteriormente arzobispo de Monterey, Pbro. Dr. Juan Herrera y Piña, dio lectura a la Bula de Erección y al Decreto por el cual el Papa León XIII erige la nueva Diócesis con el nombre de “Las Mixtecas”

 

En ese preciso momento, nació la Diócesis de Las Mixtecas y, también, la iglesia parroquial de San Juan Bautista se convirtió en la Catedral de los mixtecos.

 

Acto seguido Mons. Plancarte, acompañado del clero, fijó una copia del Decreto en la puerta principal del templo declarándolo catedral. El decreto mencionado en la parte inicial y final ordenaba lo siguiente:

 

“Nos el Doctor y Maestro Dn. Francisco Plancarte y Navarrete, obispo de Cuernavaca, subdelegado por el Excmo. e. Ilmo Sr. Arzobispo de México, ect.

 

“Y conviene que tengáis entendido:

 

  • Que el antiguo templo parroquial de Huajuapan está elevado a la categoría de iglesia catedral, consagrada a San Juan Bautista;

 

 

  • Que forma la nueva diócesis las parroquias y vicarías fijas, siguentes: Huajuapan, Huajolotitlan, Miltepec, Tequistepec, Huapanapa, Chazumba,  Tezoatlán, Tamazola, Ihualtpec, Zapotitlán Lagunas, Tlachichilco, Calihualá, Silacayoapan, Tonalá, Tlacotepec, Juxtlahuacan, Tecomaxtlahuaca, Coycoyán, Mixtepec, Tamazulapan, Tejupan, Coixtlahuaca, Concepción Buena Vista, Acatlán, San Jerónimo Xayacatlan, Petlalcingo, Chila, San Miguel Amatitlán, Ayuquililla, San Pedro Acatlán, San Pablo Acatlán (vicaría fija), Piaxtla, Chinantla, Tehuitzingo, Tecomatlán y Chila (vicaría fija aunque posteriormente será extirpada), con los mismos límites que hoy tienen;

 

  • Que por designación del Excmo. e Ilmo Sr. Arzobispo de México, como delegado de la Santa sede, queda administrando esta nueva Diócesis el Ilmo y Rvmo. Sr. Dr. D. Rafael Amador, obispo Electo de “Las Mixtecas”;

 

  • Que según el tenor de la Bula de erección a nadie es lícito infringir o con temerario atrevimiento oponerse a esta página de nuestra absolución, división ,excepción, liberación, erección, posesión, institución, separación, declaración, sujeción, adición, constitución, asignación, adscripción, atribución, encargo, facultad, concesión, indulto, reservación, decreto, estatuto, mandato, derogación y voluntad. Si alguno presumiere atentar contra ésto, sepa que incurre en la indignación de Dios Omnipotente y Bienaventurado Pedro y Pablo Apóstoles”.

 

“Dado en la ciudad de Huajuapan, firmadas por Nos y refrendadas por nuestro secretario ad hoc., a los doce días del mes de mayo del año del Señor de mil novecientos tres.

 

+Francisco

Obispo de Cuernavaca.

Por mandato de S. S. I. Dr. Juan Herrera. Secretario. 1

 

Caían lágrimas de emoción. Los latidos del corazón aceleraban sus ziczagueos acompañados con hondas exhalaciónes.

Continúo el santo sacrificio de la Eucaristía. La comunión de los fieles fue muy numerosa.

 

El himno de acción de gracias- TE DEUM – se entonó acompañado de la orquesta a todo vuelo. Después del “Ite Missa est”, el señor obispo de Cuernavaca expusó solemnemente al Santísimo y dió la bendición con el Divinísimo.

 

  • Rafael Amador y Hernández, Administrador Apostólico.

 

A partir de la erección de la Diócesis de las Mixtecas, Monseñor Amador se convirtió en Administrador Apostólico hasta tomar posesión de su obispado. En efecto, la Administración Apostólica es una porción del pueblo de Dios que por alguna razón, aún, no es erigida como diócesis por el Romano Pontífice, y cuya atención pastoral se encomienda a un Administrador Apostólico, que la debe regir en nombre de él.

 

El Administrador Apostólico es un Vicario del Santo Padre. Rige su territorio no en forma propia sino dependiente de la suprema autoridad de la iglesia.

 

Las causas de su nombramiento es por cambios de fronteras en Estados o Diócesis, dificultades entre gobiernos colindantes, contrariedades entre obispos o gobiernos civiles, etc.

 

Monseñor Amador –Administrador Apostólico- atendió sonriente y sencillo a todos los que acudían a él, se retiraban contentos y agradecidos.

 

El Administrador no se cansaba de agradecer las bondades de la Virgen de Guadalupe. Desde niño se había confiado a su protección maternal y le había suplicado, innumerables veces, que las Mixtecas fueran continuación del corazón de Ella.

 

Monseñor Amador suplicó a la Reina del cielo y de México que tuviera saludable fin el lío que había entre Monseñor Ibarra y las autoridades eclesiásticas de México por lo que miraba a las parroquias de Tulcingo, Jicotlan y la Vicaría fija de Chila de la Sal que estaba para sustraerse de la foranía de Piaxtla, Pue.

 

“Cuando efectuó el viaje a Roma nos dice un historiador con el fin principal de obtener de la Santa Sede la creación de nuestra Diócesis. ¿Quién no recuerda el cúmulo de circunstancias favorables que concurrieron en dicha erección, circunstancias en las que claramente se vio la mano de María de Guadalupe?”. 2

 

Se cantó el “Ite Missa est”; recibimos la bendición.

 

  • Comida y Velada- Literario-Musical.

Después de la misa siguió la mesa. Cien personas, más o menos, compartieron los alimentos servidos a las 12 horas. Entre nutritivos y excelentes platillos, reinó el gozo y la paz. Las sonrisas, música, palabras hermosas, aplausos, regalos y muy buenos deseos alegraron el corazón de Monseñor Rafael Amador y el de todos los comensales.

 

Durante la noche, a la hora indicada, dio principio la Velada -literario-musical. Estuvieron presentes el Subdelegado Pontificio, Monseñor Plancarte y Navarrete, Monseñor Rafael Amador, obispo electo, la mayor parte del clero de la naciente Diócesis, la eficaz Junta gestionadora y el público sin distinción de personas.

 

Rodolfo Solana Carrión, recordando ese 12 de mayo de 1903, en las Bodas de Oro de la Diócesis, escribió las siguientes líneas acerca de esa noche de fiesta cultural:

 

“Por la noche hay una Velada Literario-musical en la que bajo la batuta del maestro Fidencio Toscano, actúa José López Alavés, Leopoldo Díaz, Isidro Cisneros, José Renero con otros muchos nativos de Huajuapan. El abogado Gerardo Toledo, pronuncia el discurso oficial, y el secretario del Comité gestionador, Lic. Juan de Dios Flores y León informa detalladamente sobre la actuación del comité y el Prof. Jesús García González, representando al Seminario Conciliar, pronuncia laudatorias palabras. Las señoritas Profra. Rafaela Sánchez, Luisa Velazco, Fidelfa Peral y Paz Solana van al piano, y las hermanas María y Altagracia González se encargan de los números cantados. El escolar José Solana Carrión declama una poesía”. 3

 

 

c.- Ordenación Episcopal

 

  • Preparativos a la Consagración

 

El día 16 de junio de 1903, el Pbro. José Guadalupe González -vicario general de la diócesis- participó al clero diocesano que Monseñor Rafael Amador viajó a la ciudad de Oaxaca con el fin de recibir la consagración episcopal.

 

“Nuestro Ilmo. Prelado –dijo textualmente -, emprendo el día de hoy (junio 16) el viaje en dirección a Oaxaca donde seré con favor de Dios, consagrado el día veintinueve del presente mes”. 1

 

Los buenos deseos del Vicario general fueron patentes al decir que “le sea propicio en su viaje y Dios le conceda las gracias necesarias para que en la Consagración reciba convenientemente la plenitud del Espíritu Santo “. 2

 

En los tres días precedentes a la consagración (26,27 y28), el Vicario general ordenó que después de la Eucaristía se canten las “Letanías de todos los santos”, y el 29, a las 12 del día, en acción de gracias, se entone con toda solemnidad el Te Deum.

 

  • Consagración Episcopal

 

Ciudad de Oaxaca, junio 29 1903.

 

En el presbiterio arzobispal de la catedral de la Antequera fue consagrado el primer obispo de “Las Mixtecas”, Mons. Rafael Amador y Hernández. El Dr. Eulogio Clemente Gregorio Gillow y Zabalza “arzobispo de Oaxaca” fue el presidente consagrante. Le asistieron en la consagración, los señores obispos Francisco Plancarte y Navarrete, y José Mora y del Río, el primero, obispo de Cuernavaca, Morelos y de Tulancingo, Hidalgo, el segundo. 3

 

La consagración episcopal fue solemne, devota y sencilla. Mons. Amador se ofreció totalmente a Jesucristo tomando como mediadora a Santa María de Guadalupe. Prometió vaciar hasta la última gota de su vida, por todos y cada uno de los habitantes de las Mixtecas.

 

En el decreto “Literis” el arzobispo., de Oaxaca notifica que “en cumplimiento de lo mandado en el Breve Pontificio de fecha de 27 de marzo de 1903, consagró obispo al Sr. Pbro. Dr. Rafael Amador y Hernández observando todo el ceremonial prescrito para el caso”. 4

 

Afirmó el historiador Gregorio Camarillo y Flores: “En este mismo día, el obispo de Las Mixtecas “publicó su Primera Carta Pastoral”. Desde su residencia particular en Oaxaca, el lema de su pontificado fueron aquellas palabras de San Pablo: “omnia possum in eo qui me confortat”, “todo lo puedo en aquel que me conforta”. 5

 

En la ciudad de Oaxaca, el 29 de junio del presente año, el  Dr. José María Nuñes compusó y dedicó un himno al Dr. Rafael Amador -primer obispo electo de las Mixtecas- en el día de su consagración como homenaje de respeto, gratitud y singular afecto. La música la compuso el inspirado musicólogo Don Gregorio Pérez Legaría:

 

 

CORO

Con júbilo santo

alegres cantemos

y al Dios elevemos

ferviente oración;

porque hoy a Huajuapam

el cielo le ha dado,

virtuoso prelado,

¡Bendito el señor!

 

ESTROFAS

No es el hombre al que plugo elevarte,

a ese puesto que escollos encierra,

es aquel a quien cielos y tierra,

con un soplo, existencia le dio.

 

No te arredren las zarzas y espinas

que en tu vida hallarás paso a paso;

esos dardos, punzantes acaso,

te darán una gloria inmortal.

 

En la lucha tremenda que esperas,

que tu norte, tu escudo, tu guía

sea la reina del cielo ¡María!

la que siempre contigo estará.

 

El rebaño que Dios ha confiado

en sus manos pondrás con confianza,

y triunfante del mundo saldrás. 6

 

 

 

  • Ingreso a Huajuapan Como Obispo

 

Día 09 de agosto, sonriente y rutilante. Era como a la una de la tarde cuando ingresó el nuevo obispo a la ciudad de Huajuapan.

 

La multitud le dio la bienvenida en la esquina de la calle  del Calvario y la que se dirige a San Isidro (frente a la casa de los Rodríguez).

 

Afirmó Camarillo y Flores: “…hizo su entrada en esta ciudad… en medio de una concurrencia de casi todos los pueblos de esta nueva Diócesis”. 7

 

Claramente se distinguían entre la multitud a Vicente Zamora, Fiacro Torreblanca, Fernando Solana, Ángel Solana, Vicente Medina, Julián Soriano, las señoritas: Anita Orta, Joaquina Ortíz, Joaquina Cervantes y Amalia, Luz Loyola, prima del general Antonio de León y abuela de Rafael o sea, mamá  de Josefa Corro, Anastasia, Justiniano y Manuel Corro.

 

Don Vicente Zamora con toda decencia y cordialidad dio la bienvenida con palabra clara y filial.

 

En silla de manos trasportaron al muy apreciado señor obispo hasta la puerta de la catedral. 8

 

Está asentado en el primer libro de Gobierno Parroquial, pagina 36, la siguiente comunicacion: “… el 9 de agosto del mismo año (1903) tomó posesión en la Santa Iglesia Catedral de esta ciudad de Huajuapan dándola su vicario general, el Dr. Dn. José María de J. Jauregüi”.

 

LETRAS APOSTÓLICAS POR LAS QUE SE ERIGE LA DIÓCESIS DE LAS MIXTECAS EN LA REPÚBLICA MEXICANA

Archivo de la mitra

LEÓN, OBISPO Y SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS, PARA LA PERPETUA MEMORIA DE ESTA ERECCIÓN

La sede Apostólica en su constante solicitud por el bien spiritual de todos los fieles, donde quiera que ellos se encuentren y para que la mejor manera se vigile por el bien de ellos siempre ha tenido en cuenta, en la presencia del Señor, todo aquello que juzga necesario para menor conseguir lo que se propone y nunca ha omitido establecer y ordenar todo lo que, pensándolo bien delate del Señor, se encamina al fin que se desea teniéndolo en cuenta el tiempo oportuno y las necesidades.

Por lo tanto, siendo que mucho depende, para la prosperidad de los fieles, el que se aumente el número de Obispos, porque son puestos por el mismo Espíritu Santo para regir la Iglesia de Dios, nuestros antecesores tuvieron sumo cuidado de que, cuentas veces a las circunstancias permitieron, las diócesis que existen por el orbe católico, demasiado extensas, redujeron sus límites para dar lugar a la formación de nuevas Sedes Episcopales, para que los fieles puedan más fácilmente participar de todo lo necesario para la vida Cristiana y para aprovechar los auxilios cristianos.

Nos, llevados por el mismo espíritu cuando en el año del señor de mil novecientos, saliente, recibimos, en la Santa Sede Apostólica, las muy gratas peticiones de parte de los primeros amados hijos, de las ciudades, provincias y comarcas llamadas las Mixtecas, existentes en la República Mexicana, nos hemos dado cuenta del régimen que priva en la provincia de las Mixtecas, sujeta a la espiritual jurisdicción, en parte a la arquidiócesis de Antequera y en parte a la diócesis de Tlaxcala, o de los Ángeles, de las cuales arquidiócesis y diócesis están de tal manera alejadas y con tanta dificultad en los caminos que los fieles no pueden acudir a sus pastores y estos, a su vez, no pueden impartir a su grey sus cuidados ministeriales; razón por lo que los mismos religiosos dominicanos han sido discriminados y disminuidos. Por otra parte, en las dichas peticiones se expone que teniendo su propio Pastor, podría responder, en la forma más peculiar a la utilidad de su región, que es grande y habitada en gran parte por indígenas, cuya raza mixteca se distingue de sus regiones limítrofes, por las costumbres, lengua y religión.   

Exponen además, que de ninguna manera hacer falta, en la misma región de las Mixtecas todas las comodidades para un nuevo Obispado: Amplias Iglesias y edificios públicos en ella existentes; decoro y esplendor del culto religioso y por la piadosa y Cristiana índole de los habitantes; de tal manera que la nueva diócesis ya perfectamente constituidas en la República Mexicana.

Por lo tanto, en las predichas peticiones, con súplicas apremiantes, nos pedían que todo el territorio de las mixtecas, nos dignáramos erigir en diócesis propia independiente, tomando parte de los territorios de las supradichas Arquidiócesis y Diócesis de Antequera y de Tlaxiaco o de los Ángeles, respectivamente.

     Estas preces que con suma complacencia secundamos, las juzgamos, no solo oportunas sino necesarias; teniendo en cuenta la utilidad y la oportunidad de la erección de este nuevo espiscopado y también la anuencia que prestaron para esta nueva erección Nuestros Venerables Hermanos Arzobispos de México y de Antequera.

    Por tanto, por todo lo hasta aquí anunciado y por todo lo que debe tenerse en cuenta

 

DECRETO DE ERECCIÓN DE LA

 NUEVA DIÓCESIS DE LAS MIXTECAS

 

 Nos. Próspero M. Alarcón y Sánchez de la Barquera, por gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica Arzobispo de México y delegado por la misma Santa Sede para lo que a continuación se expresa: A. S. S.- S. S.-Y. Y. el Sr. D. Eulogio G. Guillow, arzobispo de Oaxaca, y al Señor  Doctor Don Ramón Ibarra y González, Obispo de Puebla, y por su respetable conducto al clero y fieles respectivamente de las foranías de Juxtlahuaca y Tamazulapan de la Diócesis de Oaxaca, y de la de Huajuapan, Tamazola, Silacayoapan, Acatlán y Piaxtla, de la Diócesis de Puebla. Os hacemos saber: que la Santa Sede Apostólica, animada de la fervorosa caridad, que le comunica el Espíritu Santo, conforme  las Solemnes promesas de Nuestro Señor Jesucristo, ha procurado y procura sin descanso alguno la dilatación del reino de Dios sobre la tierra. Por esta razón el actual Vicario de Jesucristo, Nuestro Señor, vigilando a cada momento por los intereses de la Iglesia Santa, Esposa del Cordero divino, ha puesto y pone en práctica  cuantos medios son adecuados para hacer que dicha Iglesia sea cada día más fecunda en verdadera utilidad y espiritual aprovechamiento de sus hijos muy amados, los fieles cristianos. Esta Nación ha recibido incontables e inequívocas pruebas de este ardiente celo de la Santa Sede Apostólica. Y un testimonio más de esa singular predilección, que reclama la eterna gratitud de sus buenos hijos, es la Bula expedida por Nuestro Santísimo Padre, el Señor León XIII, el día 17 de abril del presente año y dada el 25 de marzo del pasado, por la que establece la nueva Diócesis  de la Mixtecas  en la República Mexicana, con el fin de que sea más eficaz la acción pastoral, más fácil la administración de las Iglesias y más abundante el saludable pasto de la Divina Palabra y de los Santos Sacramentos a favor de los fieles.

En esa Bula manda su santidad la erección de esa nueva diócesis, desmembrando al efecto del Arzobispado de Oaxaca las Foranías de Juxtlahuaca y Tamazulapan y del de Puebla las de Huajuapan, Tamazola, Silacayoapan, Acatlán y Piaxtla, cuyas parroquias son:  de la primera Juxtlahuaca, Tecomaxtlahuaca, Coycoyán y Mixtepec; de la segunda, Tamazulapan, Tejupan, Coixtlahuaca y Concepción Buenavista; de la tercera, Huajuapan, Chazumba y Tezoatlán; de la cuarta, Tamazola, Yhualtepec, Zapotitlán Lagunas, Tlachichilco y Calihualá; de la quinta, Silacayoapan, Tonalá y Tlacotepec; de la sexta, Acatlán, San Jerónimo, Petlalcingo, San Miguel Amatitlán, Ayuquililla, San Pedro Acatlán y San Pablo Acatlán, Vicaría Fija; de la séptima, Piaxtla, Chimantla, Tehuitzingo, Tecomatlán y Chila, Vicaría Fija.

En cuanto a las foranías de Piaxtla y Acatlán, desde hoy formarán parte de la nueva diócesis, como se ha dicho, a no ser que la Santa Sede resuelva lo contrario al contestar las reclamaciones interpuestas por parte de la Diócesis de Puebla.

 

La sede episcopal de dicha diócesis se fijará en la ciudad de Huajuapan y se erigirá Iglesia Catedral la de San Juan Bautista, cuyo título será también el de la Catedral.

Y habiéndose dignado su santidad encomendarnos en la mencionada Bula su cumplimiento y ejecución, dándonos para ello todas las facultades necesarias, aun la de subdelegar en persona, constituida en dignidad, tan honrosa comisión, hemos tenido a bien nombrar nuestro subdelegado en lo relativo a la erección a dicha diócesis de las mixtecas, al Ilustrísimo Señor Doctor Don Francisco Plancarte y Navarrete, Obispo de Cuernavaca, quien a fin de verificarla lo más pronto posible e investido con todas las facultades, que la Santa Sede se ha dignado delegarnos sobre el particular, se servirá pasar a la ciudad de Huajuapan y en la relacionada Iglesia de San Juan Bautista leerá este nuestro decreto en el día que se fijare y en los términos y con la solemnidad correspondiente.

Por el cual decreto y una vez publicado, declaramos a nombre de la Santa Sede que la Iglesia de Huajuapan queda erigida en obispado en la forma y términos antes dichos  dependiendo directamente de la Santa Sede mientras no dispusiere lo contrario la misma Silla Apostólica. Leído que sea el decreto, nuestro subdelegado extenderá  y firmará a continuación de él la razón o acta de su publicación y la pondrá en manos del Ilustrísimo Señor Doctor Don Rafael Amador, obispo electo de la Nueva Diócesis, a fin de que se haga cargo de su administración eclesiástica.

Y para fe y perpetua memoria de todo lo expuesto en este documento, así como para su inviolable observación lo firmamos con nuestra propia mano, lo sellamos con nuestro sello y mandamos que lo autorice con su firma nuestro secretario de Gobierno y lo anote en los registros de nuestra Cancillería.

Dado en México a los seis días del mes de Mayo corriente del presente año mil novecientos tres. Próspero M. Arzobispo de México.-Rúbrica.

Por mandato del Excelentísimo y Reverendísimo Arzobispo, mi Señor Gerardo M. Herrera, Srio. Rúbrica.- Al  calce del sello mayor de su Excelencia Reverendísima - “Es copia, que certificamos en Huajuapan a los doce de mayo de 1903. Francisco – Obispo de Cuernavaca. Doctor Don Juan Herrera.-Rúbrica.”

 

Es copia fiel del original, fijado en la puerta principal del Templo de San Juan Bautista erigido en Catedral. Doy fe. Doctor Don Juan Herrera, secretario. Rúbrica.

 

ACTA DE LA ERECCIÓN DE LA DIÓCESIS

 

“En la ciudad de Huajuapan de León a los doce días de Mayo de 1903, nos, el Doctor y Maestro, Francisco Plancarte  y Navarrete, Obispo de Cuernavaca, habiendo convocado previamente para este día al clero y fieles de las Foranías de Juxtlahuaca y Tamazulapan, de la Arquidiócesis de Oaxaca, y de los de Huajuapan, Tamazola, Silacayoapan, Acatlán y Piaxtla, de la Diócesis de Puebla de los Ángeles, con el objeto de que asistieran al acto de erección de la nueva Diócesis de “las mixtecas” en virtud de la subdelegación, hecha en Nos por el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Arzobispo de México, Doctor Don Próspero M. Alarcón y Sánchez de la Barquera, como aparece en el decreto adjunto de erección; a las nueve de esta misma mañana, precedido por el pueblo y Clero, nos dirigimos al Templo Parroquial de esta dicha ciudad, donde nos recibió el párroco en la forma debida, y conducidos al presbiterio, ocupamos el lugar, que nos correspondía, de antemano prevenido. Acto continuo comenzó la Misa solemnísima, que celebramos de pontifical; terminado el Evangelio, el Doctor Don Juan Herrera, nuestro secretario,  ad hoc dio lectura, desde el púlpito, a la Bula de erección de la referida Diócesis de “las mixtecas” y al Decreto del Excelentísimo y Reverendísimo Señor Doctor Don Próspero M. Alarcón y Sánchez de la Barquera, Arzobispo de México, por el cual y en virtud de la Delegación, hecha a su Excelencia Reverendísima por el Soberano Pontífice León XIII felizmente reinante en la Bula  “Apostólica Sedes”, expedida el 17 de Abril  de este año y dada el 25 de Marzo del pasado, se sirve elegir en Diócesis con el título de “las Mixtecas” la ciudad de Huajuapan con las Parroquias y Vicarías fijas, que en dicho Decreto se mencionan. En seguida Nos, acompañados del Clero, fijamos copia del dicho Decreto, por Nos autorizada, en la puerta principal del Templo, declarado Catedral. Terminada la misa y expuesto el Divinísimo, nos mismo entonamos el Te Deum, que siguió el Coro, y habiendo dado solemnemente la bendición con el Santísimo Sacramento, mandamos publicar y fijar un edicto; por el que declaramos canónicamente erigida la nueva Diócesis de las mixtecas; y ordenamos que se enviara copia de él a las Parroquias y Vicarías Fijas; con lo que se dio por terminado el acto. Y en debido cumplimiento de lo prescrito por el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Arzobispo de México, Doctor Don Próspero M. Alarcón y Sánchez de la Barquera, se levanta esta acta (cuya copia autorizada será puesta en manos del Ilustrísimo Señor Arzobispo de Oaxaca y del Ilustrísimo Señor Obispo de Puebla), firmada por Nos y refrendada por nuestro Secretario. Fecha ut supra. Francisco, Obispo de Cuernavaca. Sigue el sello. Doctor Juan Herrera; Secretario. Rúbrica. Firmaron el acta los Señores Curas y Eclesiásticos asistentes y los miembros de la Junta Promotora de la erección del Obispado, vecinos  caracterizados  de esta ciudad. Rafael, Obispo electo de “las Mixtecas”. Rúbrica. Concepción Barragán. Rúbrica. Jesús Zamora. Vicario Foráneo. Rúbrica.  Claudio  García. Rúbrica. Tranquilino Pacheco, Presbítero. Rúbrica. Tomas Morales. Rúbrica. Fray Vicente Escalante. Rúbrica. Juan N. Cruz Vargas. Rúbrica. Celso Solano. Rúbrica. Florencio Toscano. Rúbrica. Bernardino F. Herrera. Rúbrica. José Simón Vázquez. Rúbrica. José de Jesús Bazán. Rúbrica. Manuel de la F. Martínez. Rúbrica. Rosalino Vidal. Rúbrica. Juan Llado. Rúbrica. Daniel Salazar. Rúbrica. Amado Morales. Rúbrica. Frumencio E. De J. Palma. Rúbrica. Demetrio Flores Ruiz. Rúbrica. Santiago Vargas Sánchez. Rúbrica. Amado G. Pardavé. Min-Rúbrica. Juan Ventura O. D. Rúbrica. Vicente Zamora. Rúbrica. José de Jesús Espinosa, Presbítero. Rúbrica. Aurelio García Niño. Rúbrica. Félix Alonso. Rúbrica. Miguel Y. López. Rúbrica. J. Martínez Ortiz. Rúbrica. Juan de Dios Flores y León. Rúbrica. Fiacro Torreblanca. Rúbrica. Licenciado Gerardo Toledo. Rúbrica. Alfredo M. Saavedra. Rúbrica. Juan Gómez Maza. Rúbrica. Mateo Solano. Rúbrica.”

 

  • E D I C T O -

 

Nos, el Doctor y Maestro Don Francisco Plancarte y Navarrete, obispo de Cuernavaca, subdelegado por el Excelentísimo e Ilustrísimo Señor Arzobispo de México, Doctor Don Próspero M. Alarcón y Sánchez de la Barquera, para erigir en su nombre la nueva Diócesis de las Mixtecas, al Venerable Clero y fieles de las Foranías de Juxtlahuaca y Tamazulapan; de Huajuapan, Tamazola, Silacayoapan, Acatlán y Piaxtla salud en el Señor.

Por las presentes letras os hacemos saber que hoy a las diez y minutos de la mañana fue canónicamente erigido el Obispo de “las Mixtecas”  según el tenor del Decreto, expedido por su Excelencia  Reverendísima, el Arzobispo de México, en cumplimiento de lo mandado por su Santidad, el Señor León XIII, en la Bula “Apostólica Sedes” del 25 de Marzo de mil novecientos dos, expedida a los 17 de Abril del presente año.

Y conviene que tengáis entendido:

1º Que el antiguo Templo Parroquial de Huajuapan está elevado a la categoría de Iglesia Catedral, consagrada a San Juan Bautista.

2º Que forman la nueva Diócesis las parroquias y vicarías fijas siguientes:

Huajuapan, Huajolotitlán, Miltepec, Tequixtepec, Huapanapan, Chazumba, Tezoatlán, Tamazola, Yhualtepec, Zapotitlán Lagunas, Tlachichilco, Calihualá, Silacayoapan, Tonalá, Tlacotepec, Juxtlahuaca, Tecomaxtlahuaca,    Coycoyán,    Mixtepec,    Tamazulapan,    Tejupan, Coixtlahuaca, Concepción Buenavista, Acatlán, San Jerónimo Xayacatlán, Petlalcingo, Chila, San Miguel Amatitlán, Ayuquililla, San Pedro Acatlán, San Pablo Acatlán (Vicaría Fija), Piaxtla, Chinantla, Tehuitzingo, Tecomatlán, con los mismos límites que hoy tienen.

 

 

3º Que por designación del Excelentísimo e Ilustrísimo Señor Arzobispo de México, como delegado de la Santa  Sede queda administrando esta nueva Diócesis el Ilustrísimo y Reverendísimo Señor Doctor Don   Rafael Amador, Obispo electo     de “las Mixtecas”.

4º Que,  según  el  tenor  de  la  Bula  de  Erección, “a nadie es lícito infringir o  con temerario atrevimiento oponerse a esta página de nuestra absolución, división, excepción, liberación, erección, posesión,            institución, separación, declaración, sujeción, adición, constitución, asignación, adscripción, atribución, encargo, facultad, gracia, concesión, indulto, reservación, decreto, estatuto, mandato, derogación y voluntad.    Si alguno presumiere atentar contra esto, sepa que incurre en la       indignación de Dios Omnipotente y de los Bienaventurados Pedro y             Pablo, sus apóstoles.”

Dadas en la ciudad de Huajuapan, firmadas por Nos y refrendadas por nuestro secretario ad hoc a los doce días del mes de Mayo del año del Señor de mil novecientos tres.

 

Francisco.- Obispo de Cuernavaca.

 

Un sello que dice: Franciscus Plancarte et Navarrete .-Dei et Ap. Sed. Ep. Cuenavacen.-

Por mandato de Su Santidad Juan Herrera, secretario. Rúbrica.

 

Es original doy fe.

 

Doctor Juan Herrera, Secretario. Rúbrica.

Read 1207 times Last modified on Wednesday, 20 December 2017 01:59
Login to post comments

 DATOS IMPORTANTES

 

 

Derechos Reservados

Diócesis de Huajuapan 2018

Información

  • Matamoros # 6, Col Centro
  • Huajuapan de León Oaxaca
  • Tel: 53 2 07 25
  • Correo
  • formacioncatolicasanjose@hotmail.com
  • Horario de atención
  • 09:00 - 20:00 hrs
  • Responsables
  • Lic. Alfredo Liberato Miranda
  • Srita. Laura Racine 
2383180
Visitas HOY
Visitas AYER
Visitas ESTA SEMANA
Visitas SEMANA PASADA
Visitas ESTE MES
Visitas MES PASADO
VISITAS TOTALES
9783
11511
136845
1730530
207040
355687
2383180

Your IP: 54.226.36.60
2018-12-16 22:42

FOTOS

Template Settings

Theme Colors

Cyan Red Green Oranges Teal

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…