Facebook 

Tuesday, 19 December 2017 00:00

MONSEÑOR CELESTINO FERNÁNDEZ Y FERNÁNDEZ

Written by 
Rate this item
(0 votes)

MONSEÑOR CELESTINO FERNÁNDEZ Y FERNÁNDEZ
CUARTO OBISPO
1952-1967

Pastor amante de la vida de gracia, de Jesús y de María, de gran celo apostólico, sacrificado, erudito, confesor asiduo, piadoso,
prudente, muy amante de la eucaristía…

 

 

ESCUDO DE ARMAS
EPISCOPAL

 

SALUTACIÓN


Josafat Herrera Sánchez Subdiac.
Bien mereces Mitrado y gran Maestro, el lauro inmarcesible de la gloria
que al noble pecho, gratitud inspira, la emblemática palma de victoria
y el himno regio de templada lira.
Yo te traigo la ofrenda de mi estro, ritual salutación hecha poesía,
que las musas olímpicas en coro arrancan en solemne sinfonía
de su lira genial de cuerdas de oro.
A ti llega la musa confundida
a rendir en rituales postraciones
el máximo tributo del Parnaso:
SON EL DON DE MIXTECOS CORAZONES
QUE CANTAN MIL HOSANNAS A TU PASO.

SIMBOLOS:
Los campos hacen alusión a Jesús y a María
El primer corazón derramando sangre expresa al Corazón de Jesús.
El segundo corazón con flores y una azucena con la espada atravesada representan al Corazón de María.
La cruz dice sacrificio.
Lema: Él es la paz. Encontraste la gracia. Refiriéndose a Jesús y a María.
Pintor: Feliciano Cortes canónigo de la Basílica de Guadalupe.
a) Descripción
Por su entorno es aguzado. Por su División es tejado.
El primer campo es de color blanco o plata, el segundo es azul cielo. Las figuras de los campos están en su color.
Sus figuras: al centro de cada campo hay un corazón, el primero tiene corona de espinas, llagado, derramando sangre y lo coronan
llamas y una cruz pequeña.
El segundo corazón está coronado con rosas blancas esparcidas. Atravesado con una espada, rematado en llamas y con una
azucena. Los dos corazones están envueltos en un halo de luz.
El lema: “Él es la paz. Tú encontraste la gracia”.
La primera parte del lema está en el primer campo refiriéndose a Cristo y la segunda parte está en el segundo campo refiriéndose
a María.
b) Interpretación
Con el color blanco y azul de los campos se simboliza a María Inmaculada.
Con el corazón del primer campo se simboliza al Corazón de Jesús sacrificado de amor por nosotros; el otro es el de María
Santísima que acompaña con sus sufrimientos internos a su Hijo y que en cambio esparce el perfume de su amor simbolizado
por las rosas; la azucena significa su pureza inmaculada.
Los Halos de luz simbolizan la gloria.
Estos símbolos plasman claramente: a Jesús por María.
Con timbre heráldico episcopal.
c) Historia
El Sr. Obispo dio las ideas de su escudo a su compañero de seminario el Abad de la Basílica de Guadalupe, M. I. Sr. Cango. D.
Feliciano Cortes, quien lo plasmó así.
Biografía
1. Nacimiento
En la pintoresca población de Santa Inés, en el Distrito de Jiquilpan, Mich., el 30 de mayo de 1890, en el seno de la familia del
señor Fermín Fernández y doña Anastasia Fernández, vino al mundo el niño Celestino.
Fue este nacimiento motivo de gran alegría para esta familia de nobles sentimientos cristianos. Pero, dicha alegría pronto se
convirtió en luto, pues a los 45 días de nacido el niño, murió el papá. La dolorida madre cuido de él y a medida que éste crecía,
ella volcaba en él la riqueza espiritual de su profunda piedad cristiana.
2. Estudios
A los 10 años el niño ingresó al seminario de Zamora, donde dio muestras de su preclara inteligencia, sus estudios los terminó
en la Pontificia Universidad de México. En esta Universidad conquistó el Doctorado en Sagrada Teología en 1913, y en 1914 el
doctorado en Derecho Canónico.
3. Ordenación Sacerdotal
En Santa Inés, Michoacán, su tierra natal, el Excmo. Sr. José de Jesús Fernández Barragán, le impuso las manos y le confirió
el Orden Sacerdotal al diácono Celestino el 20 de diciembre de 1913.
4. Tiempos de revolución
Por esos años estaba en ebullición la revolución Méxicana. Las hordas Carrancistas hacían de sus compatriotas cristianos,
el blanco de sus injustas persecuciones; por esta razón en 1914, acompañando a su tío, el Excmo. Jesús Fernández Barragán,
el Padre Celestino tomó el callado de emigrante, dirigiendo sus pasos hacia los Estados Unidos de Norteamérica, donde
encontró cordial hospitalidad. Aquí prodigaba las riquezas de su sacerdocio nuevo con mucho fruto.
5. Doctorado
Cuando el fragor de las batallas y el ánimo de los beligerantes fue cesado, el Padre Celestino volvió a su patria, a principios
de 1916. Su afán de profundizar en las ciencias eclesiásticas, lo hizo volver a las aulas de la Universidad Pontificia, donde alcanzó
un tercer Doctorado, el de filosofía, en 1922.
6. Rector del Seminario de Veracruz
En el año de 1923, fue nombrado Rector del Seminario de Veracruz y Catedrático del mismo. Fue para esta institución padre y
maestro abnegado, y compañero de sufrimientos en la persecución Callista.
7. Director Espiritual y Catedrático en el Seminario de Zamora Michoacán
Durante los años de 1933 a 1935, fue llamado a continuar su docencia ahora en el Seminario de Zamora enseñando Teología
Dogmática, Derecho Canónico Teología Ascética y Mística. Fue también Director Espiritual de muchas generaciones en este
Seminario.
8. Párroco de Uruapan Michoacán
Del 10 de julio de 1937 al 29 de octubre de 1939 fue Párroco de Uruapan Michoacán.
9. Canónigo y Vicario Capitular de la Diócesis de Zamora Michoacán
En el mismo año de 1939, le fue conferida la dignidad de Canónigo de la Santa Catedral de Zamora. En marzo de 1941 fue
nombrado Canónigo Magistral de la Santa Iglesia Catedral y a la muerte de Monseñor Fulcheri el Cabildo Catedralicio lo nombró
Vicario Capitular de la Diócesis.
10. Nombramiento y consagración Episcopal
El 12 de marzo de 1948, su Santidad el Papa Pío XII, preconizó al Sr. Celestino Obispo Titular de Binda y Auxiliar de Excmo. Sr.
Jenaro Méndez del Río, entonces Obispo de Huajuapan.
El 24 de junio de 1948, en la Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe, ante la mirada amorosa de la morenita del
Tepeyac, le fue conferida la plenitud del sacerdocio al Sr. Celestino, por el Excmo. Sr. Arzobispo de México D. Luis María
Martínez, teniendo como consagrantes a los Excmos. Sres. Obispos Guillermo Tristhser de Monterrey y Don José de Jesús
Anaya de Zamora.
11. Su arribo a la Diócesis de Huajuapan
El martes 6 de julio de 1948, hizo su entrada a la Diócesis de Huajuapan, que lo recibió con los brazos abiertos. Se
reunió una gran muchedumbre de fieles de todas las clases sociales que lo vitorearon lleno de santo regocijo al que había
de ser el báculo del Sr. Jenaro Méndez del Río, quien le nombró enseguida su Vicario General.
12. Vicario Capitular por Sede Vacante en Huajuapan
A la muerte del Excelentísimo Sr. Jenaro Méndez del Río, el Cabildo de la Santa Iglesia Catedral, nombró al Sr. Obispo
Celestino Vicario Capitular por Sede Vacante.
13. Convoca a la Diócesis de Huajuapan para celebrar los 50 años de su erección Siendo Vicario Capitular de la Diócesis,
con una circular fechada el 12 de mayo de 1952, convocó a la Diócesis para la celebración del Año Jubilar, por el medio siglo
de su fundación. Dispuso el arreglo de la Santa Iglesia Catedral y nombró un comité para estos trabajos.
Decía en su circular: “Lo que suele llamar la atención sobre todo en nuestra época, son las fiestas profanas; pero en esta vez,
sin que las excluyamos, deseamos sea de preferencia a lo espiritual y a una obra material”. La obra material era la reconstrucción
de la Iglesia Catedral.
14. Designado Obispo de la Diócesis de Huajuapan por el Papa Pío XII. Mientras tanto el Santo Padre, el Papa Pío XII, en
Roma el 12 de mayo del mismo año 1952, por una Bula designó Obispo y Pastor de esta Diócesis al Obispo D. Celestino
Fernández y Fernández.

TRADUCCIÓN DE LA BULA
PIO OBISPO, SIERVO DE LOS SIERVOS
DE DIOS

 

A sus queridos hijos, desde el Colegio de Canónigos y el Clero; y el pueblo de la ciudad y de la Diócesis de Huajuapan,
Salud y Bendición Apostólica. Sin duda alguna que os será grato saber que Nosotros, oído el parecer de nuestro Hermano, el
Cardenal de la S.I.R. Secretario de la Sgda. Congregación Consistorial, y en virtud de Nuestra Suprema Autoridad, hemos
desligado al V. Hermano Celestino Fernández y Fernández de la Iglesia de Binda, cuyo título llevó hasta el presente, y que ha
sido designado Obispo y Pastor de vuestra Sede de Huajuapan, hoy vacante.
Al comunicaros esto, os mandamos en el Señor que recibáis al mismo Celestino quien va a regir vuestra Iglesia, con filial y
humilde sumisión como Padre y Pastor amorosísimo, y obedezcáis sus saludables consejos, para que merezcáis de Cristo, vida
de las almas, gracia más abundante por mucho tiempo, en virtud de la unión estrecha de Él y de vuestras almas. Deseamos,
empero, que estas Nuestras Letras se lean públicamente por aquél que rigió vuestra Diócesis hasta el presente, tanto en la
sesión primera del Cabildo que se celebre después de recibidas las presentes; como en la Iglesia Catedral en el primer día de
fiesta de precepto.
Dado en Roma, junto a S. Pedro, a los 12 días del mes de mayo del año del Señor 1952. 14° de Nuestro Pontificado. Por el
Secretario Cardenal de la S.R.I.
BULA PONTIFICIA
La Bula es un documento en el que se contiene alguna voluntad del Papa como Supremo Jerarca de la Iglesia. La Bula Pontificia
es un pliego cuadrangular de pergamino; de la parte inferior pende una especie de medalla de plomo, que es el sello característico
de estos documentos. Por este motivo tomo el nombre de “Bula”, ya que entre los antiguos romanos de familia noble se llamó
“Bulla” a un anillo en forma de corazón que colgaban del cuello a sus hijos hasta la edad de 14 años. Antes de León XIII se escribía
con caracteres góticos, sin puntuación y sin mayúsculas, en la actualidad la escritura es la común tanto en la forma como en la
puntuación.
El estilo es más amplio que otros documentos y el de mayor esplendor y magnificencia en las cláusulas. Su encabezado es:
“Pius Episcopus Servus Servorum Dei”. “Pío Obispo siervo de los siervos de Dios”. Título digno del Vicario de Jesucristo legado a
sus sucesores por S. Gregorio Magno quien lo adoptó para hacer ver a los ambiciosos Patriarcas Constantinopolitanos, la
disposición de ánimos de quienes han de escalar las dignidades eclesiásticas.
Después del asunto, en la Bula está la “Data” que consiste en dar a conocer junto a que Basílica fue dada o firmada.
En el Pontificado del Beato Pío X se empezó a fechar según el cómputo actual; pero antes se seguía el cómputo florentino de
Kalendas, Nonas e Idus. Finalmente aparece la firma del Canciller.
El sello de plomo lo llevaban todas las Bulas, León XIII lo restringió a solo las de mayor trascendencia como son las que autorizan
la creación de Obispos, llevándolo de lacre rojo las de menor importancia. Tiene el sello en el anverso las imágenes de los
Santos. Pedro y Pablo; en el reverso el nombre del Papa reinante.
Para evitar la falsificación, cosa muy frecuente en la Edad Media, el troquel se guarda cuidadosamente en el Vaticano; y a la
muerte del Papa se destruye completamente.
La preconización de Obispos se publica por medio de Bulas como en el caso de nuestro Excmo. Prelado.
La Bula se hace por triplicado: una para el electo Obispo, la segunda para el Cabildo, clero y pueblo de la Diócesis; la tercera
para el Metropolitano que en nuestro caso es el Excmo. Sr. Arzobispo de Puebla, Dr. D. Octaviano Márquez y Toriz.
La fotocopia que aquí aparece reproduce la Bula que el Cabildo, clero y pueblo de Huajuapan escucharon desde el Púlpito el 12
del presente cuando electrizados los corazones de emoción recibieron a nuestro nuevo Prelado: el Excmo. Y Rvdmo. Sr. Dr. y
Mtro. D. Celestino Fernández y Fernández.
15. Toma de posesión de la Diócesis
La mañana del 12 de agosto de 1952 tuvo lugar la solemne ceremonia de la toma de posesión en la Santa Iglesia Catedral.
Acompañado del V. Cabildo, de numerosos sacerdotes y del Seminario Diocesano. Se presentó el nuevo Pastor a las
puertas de la Iglesia madre de todas las Iglesias de la Diócesis. Bajo las seculares bóvedas, había cientos de personas de
todas las clases sociales y condiciones: la presencia del nuevo Pastor bastó para electrizar todos los corazones que estallaron
en un patético grito de júbilo: ¡Viva Nuestro Obispo! Y un nutrido aplauso resonó en la Catedral. Mientras tanto el orfeón del
seminario entonaba el TE DEUM LAUDAMUS. En medio de un solemne silencio se dio lectura a la Bula pontificia con la cual
se hacia la presentación del nuevo Obispo residencial de Huajuapan. Enseguida el muy Ilustre Sr. Arcediano Dr. D. Manuel
Cubas Solano pronunció un elocuente sermón de recepción.
Fue un momento muy emotivo, cuando el Excmo. Sr. Celestino subió al púlpito para hacer su primera Exhortación Pastoral a
la grey. Con una estruendosa ovación fueron recibidas sus palabras.
16. Cuidado de sus sacerdotes
Naturalmente que cada Obispo tiene sumo cuidad de sus sacerdotes, pues ellos son sus próvidos colaboradores en la tarea
de la evangelización de la Diócesis El Sr. Celestino, cuidó de la espiritualidad de sus sacerdotes con las tandas anuales de
ejercicios espirituales, siguiendo la línea Ignaciana. Redactó un directorio espiritual para promover la espiritualidad sacerdotal.
En 1954, fundó como día de la santificación sacerdota la festividad del Sagrado Corazón de Jesús y a la par se fundó la fiesta
del Santo Cura de Ars, para la satificación de los sacerdotes y l a unidad del presbiterio.
Ordenó 72 sacerdotes en los 15 años de su servicio como Obispo residencial.
Entre estos sacerdotes sobresalen algunos por sus servicios o sus carismas especiales. Don Francisco Camarillo Rodríguez fue
Rector del Seminario Diocesano, Canónigo y Vicario General de la Diócesis. D. Ildefonso Ibáñez Zárate, fundador de la caja
popular “2 de agosto” (ahora Caja Popular Mexicana), Canónigo. D. Isaías Durán Rodríguez ha sido Canónigo y Vicario General
por varios años, entre otros servicios. D. Josaphat Herrera Sánchez, poeta e historiador de la Diócesis. D. Francisco Rojas
López, maestro de muchas generaciones en el Seminario Diocesano, Canónigo y Canciller de la Sagrada Mitra. Don Luis
Martínez Rivera, Catequeta, historiador, Liturgo y Canónigo. D. Enrique Montes Neri, Canónigo y Vicario General. D. Héctor
Ballesteros Pimentel, Rector del Seminario y maestro. D. Rogelio Palma Tapia, maestro, Rector del Seminario, Vicario General y
Canónigo de la Catedral, entre otros.
17. Sus atenciones para con el Seminario Diocesano de Huajuapan
En relación con el Seminario, que es la niña de los ojos del Obispo, el Sr. Celestino tuvo sumo cuidado de la disciplina y
de la formación académica de los seminaristas. Él mismo fue maestro de teología Moral, Derecho Canónico, Teología Pastoral
y Pedagogía Catequística. A varios alumnos los envió al Seminario de Montezuma, E.U.A.
En lo material, remodeló el edificio de Morelos número 39, comenzando por la cocina. Cambió los techos que eran de madera y
teja por colado de cemento armado. Se hizo un buen refectorio y buenas aulas para las clases. En un segundo piso, se hicieron
cuartos para los formadores y celdas para los alumnos. Buscó un párroco modelo para nombrarlo Rector del Seminario y formar
buenos párrocos. Cuidó de la conveniente alimentación de los seminaristas, del cuidado de la casa y de la disiplina del Seminario
consiguiendo ayudas en Alemania. En el Seminario Menor se reconstruyó el edificio que da a la calle Matamoros. El Sr. Obispo
realizaba una entrevista personal anual con cada Seminarista.
18. Su atención para con los enfermos
En la administración del Señor Celestino en 1957 se interesó por la función d el hospital “Rafael Amador Hernández”, y apoyó
la venida de las M0.isioneras de María Inmaculada, para atender este hospital.
19. Su apoyo a las casas religiosas
Aprobó e impulsó la fundación de las Misioneras Diocesanas del Señor de los Corazones y de Santa María de Guadalupe, cuyo
fundador fue el M. I. Sr. Cango. D. Fiacro Guerrero Ramírez. Instituto que hoy cuenta con 11 casas en diversos lugares, y que
se dedican a la pastoral, misiones populares y educación.
20. Ejercicio de su magisterio local
Lo vemos reflejado en las 131 circulares expedidas durante los 15 años de su vida pastoral, de ella podemos mencionar
algunas como más relevantes: las circulares 13, 14 y 15 nos hablan de la realización del “Congreso Mariano Diocesano”.
Responsabilizando al venerable cabildo de su realización. Se celebró dicho congreso los días 17, 18 y 19 de agosto de 1954
en el centenario de la definición Dogmática de la Inmaculada Concepción, también sirvió de preparación al próximo congreso
Nacional Mariano. Se pidió que participaran representaciones de todas las parroquias de la Diócesis.
En la Circular número 14 se les recuerda a los sacerdotes y fieles examinen si han cumplido con lo que se pedía en la circular
del 30 de noviembre de 1953. En nuestra Diócesis se pidió que se cumpliera entre otras cosas las siguientes: que en las fechas
más oportunas se celebrara un Triduo especial en honor de la Inmaculada Concepción de María, que se celebren jornadas
parroquiales. Que se expusieran temas sobre la maternidad espiritual de María Santísima.
En la Circular número 15 se habla del Dogma de la Inmaculada Concepción y para ello se dispuso lo siguiente: llevar a
cabo un programa de espiritualidad mediante novenarios, comuniones, rezo del Santo Rosario, peregrinaciones. Se pidió por los
que sufrían persecuciones por la Fe Católica.
El 7 de diciembre de 1954, se bendijeron las obras de reparación hechas a la Santa Iglesia Catedral, una campana y otros
objetos obsequiados por algunos sacerdotes.
Sobre el contenido de las demás circulares se puede sintetizar de la siguiente manera: 1. Jubileo Circular de las 40 horas,
2. Peregrinación anual a la Basílica de Guadalupe, 3. Sobre el arancel y administración de los bienes eclesiásticos, 4. Jornadas
de santificación del Clero, 5. Día del Seminario, 6. Promoción vocacional,
7. Vocaciones misioneras, 8. Atención a jóvenes, 9. Atención cristiana de los hijos, 10. Orientación de los fieles acerca de sus
deberes y derechos, 11. Congreso Eucarístico en Río de Janeiro, 12. Campaña de erradicación del paludismo, 13. Pedir por
la paz según las intenciones del sumo Pontífice, 14. Celebrar el día de los M:C:S, 13 durante el mes de mayo honrar al
Corazón de Jesús y María.
La Circular No. 69, dice que la Santa Sede declaró año Mariano para la nación el día 12 de octubre de 1961, se manda a toda
la Diócesis unirse a tal acontecimiento rezando el Santo Rosario, Visitas al Santísimo, Horas Santas, etc., se insiste a los
padres de familia que no descuiden la formación cristiana de sus hijos. En la Diócesis se realizaron las siguientes actividades:
Solemnizar el día 12 de cada mes, organizar primeras comuniones, rezar el Santo Rosario, organizar en cada parroquia
Jornadas o concentraciones marianas, todo bajo la advocación de la Virgen de Guadalupe.
En la Circular 78 se habla de la participación en el Concilio Ecuménico Vaticano II. Se pide a los sacerdotes que ofrezcan el
rezo del oficio divino por esta intención.
En la Circular 81, nos habla de lo que se dispuso en nuestra Diócesis para la celebración del Concilio Vaticano II: Se hará un
novenario al Espíritu Santo, Exposición del Santísimo Sacramento y rezo del Santo Rosario, ofrecimiento de ayunos y
privaciones voluntarias. El Concilio Vaticano II se clausuró celebrando un Año Jubilar en el que participó la Diócesis según el
deseo del Santo Padre y del Obispo diocesano.
21. Cuidado del pueblo de Dios (sus visitas pastorales)
El Excmo. Sr. Fernández, visitó 5 veces los pueblos de la Diócesis, en sus visitas pastorales, predicaba varias veces al día
invitando a vivir la vida de la gracia, a frecuentar los sacramentos y a educar a los hijos cristianamente. En la madrugada
comenzaba su oración para pedir a Dios por todos, flagelando su cuerpo. Por la tarde se dedicaba al ministerio de la confesión
hasta altas horas de la noche, dando siempre ejemplo con su vida de sacrificio, ayunaba todos los días.
22. Su preocupación por las escuelas católicas
En su tiempo hubo 69 escuelas católicas que siempre apoyó. Puso un sacerdote para atender los colegios particulares de
la ciudad (teresita Martín y Pío XI). A las escuelas más pobres de las parroquias las ayudó económicamente.
23. Su cuidado con los Triquis
Para la evangelización de la región Triqui, fundó una misión con un sacerdote al principio y una casa de las Misioneras
Diocesanas.
24. Su celo por la catequesis
Para el Sr. Celestino era muy importante la catequesis. Al fundarse el oficio catequístico diocesano, él fue su presidente. Imprimió
5 cuadernos para explicar las lecciones del catecismo del P. Ripalda y recomendaba la instrucción religiosa del P. Calo Moret.
Imprimió el catecismo del episcopado mexicano con el fin de que se estudiara en familia. Visitaba los centros catequísticos de
la ciudad y asistía a los concursos. En el ámbito diocesano celebró una jornada Catequística con mucho provecho, los días 14,
15, 16 y 17 de abril de 1953. Para impulsar y defender los valores morales de la familia Mixteca, celebró un Congreso de
moralización. Celebró en agosto de 1954 un Congreso Mariano por el Centenario de la declaración del Dogma de la Inmaculada
Concepción.

 

LAS CELEBRACIONES DIOCESANAS


Las Bodas de Oro de la Diócesis
Entre las grandes celebraciones diocesanas tenidas durante el tiempo del Sr. Celestino Fernández, está la fiesta de las BODAS
DE ORO DE LA DIÓCESIS.
El 12 de mayo de 1952, el Excmo. Sr. Celestino, siendo Vicario Capitular, expidió una comunicación convocando a la Diócesis
para celebrar con todo fervor estas fiestas jubilares, misma que decía:
1. “Queremos en primer lugar, y los invitamos a que todo se ordene durante el Año Jubilar a este triple fin:
a) Dar gracias a Dios por el beneficio singular de la erección de la Diócesis.
b) Reparar la falta de correspondencia a la gracia y c) Pedir la siga protegiendo y bendiciendo.
2. Que se celebre el Año Jubilar en la Catedral.
3. Que se celebre en las cabeceras parroquiales como signo de unidad.
4. Deseamos:
a) Una renovación de la vida espiritual en los individuos, en las familias y las parroquias que redunde en toda la Diócesis.
b) Los párrocos y sacerdotes son los más obligados a intensificar esta vida de piedad en sí mismos y en los fieles, puesto que
son sal de la tierra y luz del mundo. Encarecemos tengan escuelas católicas. Es una de las obras más importantes.
5. La obra material que indicamos es: arreglar las Santa Iglesia Catedral que es como la cabeza de las demás iglesias de la
Diócesis, el Alma Mater podíamos decir…
a) Pedimos que todos ayuden generosamente no sólo aquellos que viven actualmente en la Diócesis, sino aun aquellos
que viven fuera.
b) Que se de preferencia a esta obra sobre todas las otras.
6. Que no obstante la ayuda que se dé para la Catedral, se arreglen también los templos parroquiales y curatos. Dios ayudara
para todo.
7. Para llevar a efecto lo que proponemos, se constituyen dos organismos o comités en la forma siguiente:
M. M. I. I. Sres. Cangos. D. Virginio Leyva y D. Fidencio Ríos y los Sres. Pbros. Lic. José González Díaz y Lic. D. Fiacro Guerrero.
Comité de la obra de la Catedral: M. I. Sr. Arcediano Dr. D. Manuel Cubas Solano, Presidente. M. M. I. I. Sres. Cangos. D. Juan
de Dios Mendoza y Teófilo Domínguez Jordán y los Sres. Pbros. Dr. D. Gregorio Camarillo y D. Guillermo Mejía.
8. Finalmente, el Año Jubilar, comienza en esta fecha en que tuvo lugar la erección de la Diócesis pero, en las parroquias
comenzará el 12 de junio próximo; tanto más que para 1953 la festividad del Corazón Sacratísimo de Jesús concurrirá
precisamente el 12 de junio y recordemos que el Santo Fundador de la Diócesis la consagró a este Divino Corazón. Que nuestra
madre Santísima de Guadalupe haga que sacerdotes y fieles celebremos dignamente nuestro cincuentenario.
+ Celestino.
Ob. Tit. De Binda y Vic. Capitular.
Por el Cabildo. De la Santa Iglesia Catedral
El Arcediano
Manuel Cubas Solano. (Rúbrica)
Cango. Lic. Demetrio Camarillo y Flores. (Rúbrica) Secretario.
El programa para las Bodas de Oro se organizó el 9 de febrero de 1953. El Presidente fue el M. I. Sr. Cango. D. Juan de Dios
Mendoza. El Vicepresidente el M. I. Sr. Cango. D. Teófilo Domínguez Jordán Vicerrector del Seminario Diocesano. El Secretario
el Sr. Pbro. D. Adolfo Barragán Ramírez y el Tesorero el Pbro. D. Alfonso Acevedo Andrade quien renuncio el 2 de marzo; los
vocales fueron los Sres. Cangos. Don Narciso Villa Hernández, Rector del Seminario Diocesano, y D. Mauro Ramírez Gaspar,
Párroco del Sagrario Diocesano.
Esta comisión organizada para la celebración de las Bodas de Oro de la Diócesis, hizo llegar su invitación entusiasta hasta los
últimos rincones del territorio de la Diócesis.
Con las nueve foranías que conformaban la Diócesis, se organizó un solemne novenario que comenzó la tarde del día 30 de
abril con la foranía de San Pedro y San Pablo Tequixtepec y sus parroquias, quienes entraron a Huajuapan en fervorosa
peregrinación hacia la Catedral. Durante los días del novenario desfilaron las peregrinaciones por las calles de Huajuapan,
entrando unas por el Calvario, otras desde el Santuario Mariano de la Virgen de Guadalupe, alabando a Santa María de
Guadalupe por su amoroso acompañamiento durante medio siglo. Enmarcaban a este cuadro de piedad y de Santa Alegría de
los pueblos mixtecos las danzas regionales, bandas de música y descargas nutridas de cohetones…
Traslado de la imagen de Santa María de
Guadalupe a la Catedral
El 9 de mayo, cuando comenzaba ya la noche, ríos de gente se desbordaron por las calles de Morelos. La imagen de la Virgen
de Guadalupe que había visto el nacimiento de la Diócesis en 1903, era aclamada por sus hijos queridos para celebrar las Bodas
de Oro de la Diócesis. Conducían a la sagrada imagen en hombros de señoritas que lucían bellos trajes regionales quienes
reclamaban cargarla. La multitud abarrotaba completamente todo el trayecto, en tanto que una avioneta dejaba caer una lluvia
de flores y confeti sobre la marcha triunfal de Santa María de Guadalupe y al Papa, el entusiasmo era indescriptible. Las voces
varoniles resonaban entre la muchedumbre en aclamaciones y vivas a Cristo Rey y a Santa María de Guadalupe. Al gran
contingente de la ciudad se sumaron las parroquias de Juxtlahuaca, Tecomaxtlahuaca, Coicoyán y Mixtepec; la foranía de
Chila con sus parroquias de San Miguel Amatitlán y Ayuquililla. Delante de la sagrada imagen, era traída en un cojín de terciopelo
la regia corona de oro, con la que sería coronada el día de las Bodas de Oro, esta preciosa joya fue cincelada por el orfebre
huajuapeño Don Miguel I. López, uno de los miembros de la comisión gestora de la erección de la Diócesis.
Un telegrama del Gobierno del Estado, prohibiendo las manifestaciones religiosas por las calles de la ciudad enardeció más el
entusiasmo religioso de los fieles. Ya en la Santa Iglesia Catedral la Sagrada Imagen fue colocada en el trono que se le había
preparado, donde estuvo recibiendo el homenaje de amor de sus hijos.
El día 10 de mayo, a las 6 a.m. en el templo del Carmen, el Excmo. Sr. Obispo Don Celestino, como ofrenda de suave aroma al
Señor ordenó a 6 diáconos: Ricardo Vargas Martínez (de San Pedro Yeloixtlahuaca, Pue.), Josaphat Herrera Sánchez
(originario de Huajuapan de León, Oax.), Francisco R. Ortiz Silva (originario de Tecomaxtlahuaca, Oaxaca), Raúl Solano Linares
(originario de Tultepec, Edo. de México), Leonel Cuenca Vera (originario de Silacayoapan, Oaxaca), José Martínez Cruz
(originario de Jalatlaco, Oax.), dos de ellos están aún entre nosotros, los cuatro restantes han retornado a la casa del Padre.
Bodas de Oro sacerdotales del Excmo. Sr. Celestino
El 20 de diciembre del año de 1963, la Diócesis le celebró al sr. Fernández sus Bodas de Oro Sacerdotales con una celebración
de 50 sacerdotes que él ordenó. La misa se celebró a las 8:00 de la mañana en el atrio de la Santa Iglesia Catedral. Por la tarde
hubo velada, Literario Musical en el Teatro Beatriz. Participaron en este homenaje las foranías de Chila, Pue., Acatlán, Pue., el
Sagrario, Juxtlahuaca, Silacayoapan, Oax., Piaxtla, Pue., Tamazulapan, Tequixtepec y Tamazola.
Obras Materiales
En el tiempo de la Administración del Excmo. Sr. Celestino se hicieron las siguientes obras: se comenzó la restauración de la
Catedral. Se abrieron las puertas a los lados de la puerta del perdón, se hizo la portada de cantera roja como la portada sur. Se
hicieron las puertas de cedro. Se ampliaron los ventanales.
Se remodelaron los anexos de la Catedral. Se cambiaron los techos y arreglaron las oficinas.
Se construyó en ese tiempo el Hospital “Monseñor Rafael Amador Hernández”.
El señor Celestino, fue un Obispo santo en su aspecto, santo en el desempeño de su gobierno y santo por la dulzura de su
alma; (recibió el timón de la Diócesis al exhalar el último aliento Monseñor Jenaro Méndez del Río). Por su humildad,
característica especial suya, su obra fue callada pero firme y robusta.
La Santa Sede dio una disposición por la cual los señores Obispos cumplidos los 75 años de edad habían de renunciar a su
Diócesis, el señor Celestino, en atención a esta disposición, a los 2 días de habérsele dado
Tres hermosos detalles de la vida del señor Celestino: En las visitas pastorales y cuando visitaba las parroquias por otras
circunstancias siempre llevaba en la bolsa de su sotana una cajita con medallas de la Milagrosa que repartía a cuantos podía.
Terminaba siempre sus cartas así: “Que nuestra Señora le bendiga”. Después de la celebración de las Bodas de Oro de la
Diócesis, se fundó una sociedad de exalumnos del seminario, y en una cartita enviada al presidente de esta sociedad le decía al
terminar: “En lugar de mi bendición pido a Nuestra Señora bendiga a cada uno de los que pertenecen a esa asociación”.
Cuando ordenaba nuevos sacerdotes, les regalaba un hermoso Crucifijo.
Al retirarse de esta Diócesis, dejó en un librero de la casa episcopal un Nuevo Testamento para cada sacer- dote, con una
dedicatoria especial.
Como un buen asceta como lo era, decía: “Hay que aprender a dejar lo que más queremos”. Por eso, des- pués de avisar sólo
a su Vicario General y a su secretario, dejó la Diócesis la madrugada del 5 de agosto de 1967. Se fue a su tierra natal,
Santa Inés, donde se puso a las órdenes del párroco, e iba cada viernes primero a caballo a un pueblo de 5 horas de distancia
a confesar y a celebrar. Su casa la dejo para una escuela católica dirigida por religiosas. Haciendo el bien y buscando a Dios
en sus hermanos lo encontró la muerte el 4 de diciembre de 1980.
El Excmo. Sr. José López Lara y el Obispo de Zamora con muchos sacerdotes, celebraron su funeral en el templo parroquial de
Santa Inés, donde descansa su cuerpo esperando la gloria de la resurrección.
Fuentes:
• Pbro. Leonel Cuenca Vera. Excmo. Y Rvdmo. Sr. Don Celestino Fernández y Fernández.
• Datos biográficos. Revista Ráfaga. Agosto 12 de 1952.
• Número especial.
• Circular 12 de mayo de 1952.
• Apuntes de M. I. Sr. Cango. D. Francisco Camarillo Rodríguez.
• Apuntes del I. Sr. Cango. D. Luis Martínez Rivera.
• Pbro. Francisco Ortiz Silva. BODAS DE ORO DE LA DIÓCESIS DE HUAJUAPAN DE LEÓN. Crónica. Re

 

ORDENÓ 72 SACERDOTES
AUXILIAR: 06 – VII – 1948 AL 12 – III – 1952 = 3 AÑOS, 8 MESES
RESIDENCIAL: 12 – V – 1952 AL 5 – VIII – 1967 = 15 AÑOS 3 MESES
EN TOTAL 19 AÑOS, 11 MES DE SERVICIO

Excmo. Sr. Obispo D. Celestino Fernández y Fernández cuarto Obispo de Huajuapan.

El Excmo. Sr. Celestino Fernández y Fernández
y su cabildo.
M. I. Sr. Cango. Demetrio Camarillo y Flores, M. I. Sr. Cango. D. Virginio Leyva Chávez,
M. I. Sr. Cango. D. Senén
Villagómez Amador, M. I. Sr. Cango. D. Juan Mendoza, M. I. Sr. Cango. D. Porfirio López Alavéz,
M. I. Sr. Cango. D. Jesús Barragán.

 

 

El Excmo. Sr. Obispo D. Celestino Fernández y Fernández, con maestros y alumnos del Seminario,
frente a la capilla de San Miguel Arcángel, de la calle de Morelos, No. 20.

En la Visita Pastoral de San Juan Mixtepec, siendo Párroco D. Lorenzo Bragado Rodríguez, en 1946.

EL SR. CELESTINO ADMINISTRÓ EL
SACRAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN, A LOS
TRIQUIS EN EL AÑO DE 1966, ESTANDO EN LA
MI-SIÓN EL P. SOSTENES RAMÍREZ TORRALBA Y
EL P. MARGARITO MARTÍNEZ CEDILLO.

EL SR. CELESTINO A CABALLO, RUMBO A TILAPA
EN SU VISITA, EN EL AÑO DE 1966

EN LA EUCARISTIA DE LAS BODAS DE ORO DE LA
DIOCESIS DE HUAJUAPAN DE LEÓN
12 – V – 1953

CORONACION DE LA VIRGEN DE GUADALUPE POR
EL DELEGADO APOSTOLICO SR. PIANI EL 12 DE
MAYO DE 1953

MISA SINCRONIZADA DE 50 SACERDOTES
CELEBRADA EN EL ATRIO DE LA SANTA IGLESIA
CATEDRAL CON MOVITO DELA BODAS DE ORO
SACERDOTALES DE MOSN. CELESTINO FERNÁNDEZ
Y FERNÁNDEZ.

NS. CELESTINO FERNÁNDEZ Y FERNÁNDEZ CON
MIEMBROS DE SU PRESBITERIO

MONS. CELESTINO FERNÁNDEZ CON EL COMITÉ DE
EXALUMNOS DEL SEMINARIO SAN RAFAEL
ARCANGEL EN 1953

MONS. CELESTINO FERNÁNDEZ Y FERÁNDEZ, EN
LA ANTIGUA BASILICA DE GUADALUPE CON
MOTIVO DE LA PEREGRINACION ANUAL DE LA
DIÓCESIS DE HUAJUAPAN

MONS. CELESTINO FERNÁNDEZ Y FERNÁNDEZ CON LOS SIGUENTES SACERDOTES: AGUSTIN ACEVEDO,
JUVENAL REYES, RAFAEL BARRAGÁN, ROGELIO PALMA TAPIA Y MAXIMINO TORRES ROSARIO.

 

RESTOS MORTALES DE MOSN. CELESTINO FERNÁNDEZ Y FERNÁNDEZ ANTES DE SER SEPULTADO EL 4 DE
DICIEMBRE DE 1990

 

Read 459 times Last modified on Tuesday, 19 December 2017 01:06
Login to post comments

 DATOS IMPORTANTES

 

 

Derechos Reservados

Diócesis de Huajuapan 2018

Información

  • Matamoros # 6, Col Centro
  • Huajuapan de León Oaxaca
  • Tel: 53 2 07 25
  • Correo
  • formacioncatolicasanjose@hotmail.com
  • Horario de atención
  • 09:00 - 20:00 hrs
  • Responsables
  • Lic. Alfredo Liberato Miranda
  • Srita. Laura Racine 
1247176
Visitas HOY
Visitas AYER
Visitas ESTA SEMANA
Visitas SEMANA PASADA
Visitas ESTE MES
Visitas MES PASADO
VISITAS TOTALES
4946
7311
39092
714211
98855
156141
1247176

Your IP: 54.198.195.11
2018-08-18 12:43

FOTOS

Template Settings

Theme Colors

Cyan Red Green Oranges Teal

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…