Facebook 

La dimensión erótica en el amor matrimonial

Por: Pbro. Abel Soriano Herrera.

 La Iglesia nunca ha negado la dimensión sexual del matrimonio.

La vida sexual del matrimonio es parte esencial del mismo. La Iglesia nunca ha negado la dimensión sexual del matrimonio. Dios creó la sexualidad y es un regalo maravilloso para sus creaturas. Si se habla de cultivarlo o de evitar su descontrol es para impedir el empobrecimiento de un valor autentico. En el matrimonio la sexualidad es una necesidad, y la Iglesia ni lo niega ni habla de tolerarlo, más bien, su doctrina respeta que la sexualidad es un valor que se debe cuidar por el bien de la vida que es la finalidad intrínseca de la unión conyugal matrimonial.

Pensar que por educarse en las pasiones y la sexualidad es perjudicar la espontaneidad del amor, es un error, ya que como en todos los valores de nuestra vida humana, tenemos que entenderlos, reflexionarlos, asimilarlos, comprenderlos para que se den de la mejor manera en nuestra persona. Así, pues, el ser humano está llamado a la plena y madura espontaneidad de las relaciones, que es el fruto gradual del discernimiento de los impulsos del propio corazón. El ser humano debe aprender con perseverancia y coherencia lo que es el significado del cuerpo. Es interesante entrar actualmente en los temas de la Teología del cuerpo, que es un tratado en el que los matrimonios debían de profundizar.

Un error es el de pensar que la sexualidad es un recurso para gratificar o entretener. Actualmente nuestras relaciones con las demás personas, en estas cuestiones, llegan a rayar en desorden o en un error gravísimo: el erotismo que es una manifestación específicamente humana de la sexualidad. En él se puede encontrar el significado esponsalicio del cuerpo y la auténtica dignidad del don hombre-persona.

Efectivamente tenemos la clara explicación de que la vida sexual es fuente de fecundidad y procreación pero también manifiesta la capacidad de amar verdaderamente, con un compromiso, con responsabilidad, y como en el caso de la vida sacramental cristiana, amarse para toda la vida. El más sano erotismo, si bien está unido a una búsqueda de placer, supone la admiración, y por eso puede humanizar los impulsos. La dimensión erótica del amor matrimonial es un don de Dios que embellece el encuentro amoroso y cariñoso de los esposos. Siendo una pasión sublimada por un amor que admira la dignidad del otro, llega a ser una «plena y limpísima afirmación amorosa», que nos muestra de qué maravillas es capaz el corazón humano y así, por un momento, «se siente que la existencia humana ha sido un éxito”.

Read 49 times
Login to post comments

 DATOS IMPORTANTES

 

 

Derechos Reservados

Diócesis de Huajuapan 2018

Información

  • Matamoros # 6, Col Centro
  • Huajuapan de León Oaxaca
  • Tel: 53 2 07 25
  • Correo
  • formacioncatolicasanjose@hotmail.com
  • Horario de atención
  • 09:00 - 20:00 hrs
  • Responsables
  • Lic. Alfredo Liberato Miranda
  • Srita. Laura Racine 
1535884
Visitas HOY
Visitas AYER
Visitas ESTA SEMANA
Visitas SEMANA PASADA
Visitas ESTE MES
Visitas MES PASADO
VISITAS TOTALES
946
4271
16049
1027388
184012
203551
1535884

Your IP: 54.198.205.153
2018-09-26 03:00

FOTOS

Template Settings

Theme Colors

Cyan Red Green Oranges Teal

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…