Facebook 

El verbo se hizo carne y habitó entre nosotros

La Navidad es el tiempo de la encarnación de Jesucristo en una determinada cultura, la cultura judía. El nació en ella y creció al lado de su familia de la Santísima Señora la Virgen María y de su esposo San José. Nosotros somos herederos de la encarnación incomparable del “Dios con Nosotros”. En el Prólogo de S. Juan, Jesús revelado a la humanidad como Palabra y acontecimiento. Agrada sobre manera, ver a Jesús desde esta perspectiva. En el principio, la Palabra existía y la Palabra era Dios. Ella estaba en principio con Dios (Jn 1,1). Este prólogo da la clave para entender el Evangelio de S. Juan.

Que entendía a Jesús como el Verbo encarnado, Palabra creadora de todo lo bueno. Jesucristo anunciado en la ´promesa hecha a Abraham (Gn 12) y por los profetas, es como una ráfaga de luz que se d e s p r e n d e desde el libro del Génesis hasta el Apocalipsis, alumbrando los dos Testamentos de la Sagrada Biblia. Son interesantes las palabras de S. Juan: “El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn 1,14). El viene a poner su casita en esta humanidad reconstruida con la encarnación, el nacimiento, sus enseñanzas y sus milagros. S. Pablo de manera contundente, nos dejó escrito. “Que al llegar la plenitud de los tiempos, Dios envió a su propio Hijo nacido de una mujer” Gal 4, 4).

Dios Padre amoroso, Señor y creador de todo lo que existe, envío al mundo a su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, verdadero Dios, nacido del Padre antes de todos siglos y verdadero hombre, nacido de la Virgen María por obra del Espíritu Santo. S. Pablo hablando de la encarnación de Jesucristo en el mundo, no solo por su nacimiento sino por su trabajo evangelizador dice a los primeros cristianos de Filipos: “Tengan entre ustedes los mismos sentimientos de Cristo, el cual siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios.

Sino que se despojó de sí mismo tomando la condición de siervo, haciéndose semejante a los hombres y apareciendo como un hombre; y se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte, y muerte en cruz” (Fil 2, 5-8). En este texto bíblico se describe el misterio de la Encarnación y de la Redención, como un despojamiento total de sí, así su condición humana como un anonadamiento en la pobreza. Jesús se encarna en el ambiente de los pobres, es pobre para el servicio de los pobres. En esta Navidad, podemos entrar en la meditación de la encarnación de Jesús en las multitudes, en los que menos tienen, entre los marginados y pecadores. La Navidad es el tiempo de la vida, de la vida digna bien llevada para el servicio de nuestros hermanos y para cantar para siempre las maravillas de Dios. A todos les deseo feliz Navidad y un Año Nuevo de gran prosperidad.

Read 60 times
Login to post comments

 DATOS IMPORTANTES

 

 

Derechos Reservados

Diócesis de Huajuapan 2018

Información

  • Matamoros # 6, Col Centro
  • Huajuapan de León Oaxaca
  • Tel: 53 2 07 25
  • Correo
  • formacioncatolicasanjose@hotmail.com
  • Horario de atención
  • 09:00 - 20:00 hrs
  • Responsables
  • Lic. Alfredo Liberato Miranda
  • Srita. Laura Racine 
3052130
Visitas HOY
Visitas AYER
Visitas ESTA SEMANA
Visitas SEMANA PASADA
Visitas ESTE MES
Visitas MES PASADO
VISITAS TOTALES
13022
12003
67027
2449617
235802
211778
3052130

Your IP: 54.235.55.253
2019-02-21 23:40

FOTOS

Template Settings

Theme Colors

Cyan Red Green Oranges Teal

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…