Facebook 

El amor“ no se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad”. 1 Cor. 13, 6

por el Pbro. Abel Soriano Herrera |

El amor no se alegra con la injusticia; puede expresarse así: no se goza con la desgracia ajena. En palabras sencillas, quien goza con la desgracia ajena son las personas que no tienen alma, que no tienen corazón, que no tienen sentimientos. En la historia hay ejemplos: Herodes, que mandó a matar a los niños inocentes, Nerón que mandó a matar a los cristianos, Iván el Terrible (Zar ruso de 1547-1584), Pedro el Cruel, rey de Castilla, en el s. XVI. Hoy este tipo de personas son los secuestradores, los que atormentan en las cárceles, los que torturan, los que atropellan y golpean a los indefensos. Y si hablamos desde el matrimonio y la familia, este tipo de personas son los machistas y los propios padres que maltratan y ultrajan a los niños. Es duro pensar que en esa lista entran todas esas personas, que por atender solo a su “conveniencia”, no advierten o aceptan el mal necesario que se sigue a otras personas (quien aborta, quien legisla mal, quien guía mal, quien escandaliza a un niño, quien pide prestado y sabe que no va a pagar) El Santo Padre, dice que alegrarse con lo malo o con la injusticia “indica algo negativo afincado en el secreto del corazón de la persona”. “Es la actitud venenosa del que se alegra cuando ve que se le hace injusticia a alguien”. Sin revisar tanto esta actitud venenosa, el Santo Padre, haciendo eco del Himno del amor, nos dice, el único remedio es el amor, el cual no se alegra con la injusticia, sino que se goza con la verdad. Esta expresión de gozar con la verdad, quiere decir, alegrarse con el bien del otro, reconocer su dignidad, valorar sus capacidades y sus buenas obras. “Cuando una persona que ama puede hacer un bien a otro, o cuando ve que al otro le va bien en la vida, lo vive con alegría, y de ese modo da gloria a Dios, porque «Dios ama al que da con alegría» (2 Co 9,7). “La familia debe ser siempre el lugar donde quien logra algo bueno en la vida, sabe que allí lo van a celebrar con él”. El Papa Francisco señala que en la familia el problema de no alegrarse con el bien del otro, debe ponernos en alerta porque eso “es imposible para quien necesita estar siempre comparándose o compitiendo, incluso con el propio cónyuge, hasta el punto de alegrarse secretamente por sus fracasos”, y segundo, que “si no alimentamos nuestra capacidad de gozar con el bien del otro y, sobre todo, nos concentramos en nuestras propias necesidades, nos condenamos a vivir con poca alegría, ya que como ha dicho Jesús «hay más felicidad en dar que en recibir» (Hechos 20,35). Ante un mundo con tantos males, alentamos la esperanza de conducirnos en el verdadero amor. En verdad qué dicha tan grande para los matrimonios y las familias que se alegran por verse libres de penas, de enfermedades, de líos, de calumnias, de deudas, de repetir día con día: Esposa, “amo tu dignidad, valoro tus capacidades y tus logros”, o al hijo: “amo tu dignidad, valoro…”

Read 2724 times Last modified on Tuesday, 15 May 2018 20:58
More in this category: « La misión de la familia
Login to post comments

 DATOS IMPORTANTES

 

 

Derechos Reservados

Diócesis de Huajuapan 2018

Información

  • Matamoros # 6, Col Centro
  • Huajuapan de León Oaxaca
  • Tel: 53 2 07 25
  • Correo
  • formacioncatolicasanjose@hotmail.com
  • Horario de atención
  • 09:00 - 20:00 hrs
  • Responsables
  • Lic. Alfredo Liberato Miranda
  • Srita. Laura Racine 
2279168
Visitas HOY
Visitas AYER
Visitas ESTA SEMANA
Visitas SEMANA PASADA
Visitas ESTE MES
Visitas MES PASADO
VISITAS TOTALES
7583
11582
32833
1730530
103028
355687
2279168

Your IP: 3.80.177.176
2018-12-12 09:28

FOTOS

Template Settings

Theme Colors

Cyan Red Green Oranges Teal

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…