Facebook 

Generales

Generales (12)

Suspendisse at libero porttitor nisi aliquet vulputate vitae at velit. Aliquam eget arcu magna, vel congue dui. Nunc auctor mauris tempor leo aliquam vel porta ante sodales. Nulla facilisi. In accumsan mattis odio vel luctus. Fusce egestas, augue in fermentum euismod, quam ante mattis lorem, a tempor ipsum mi sed elit.

Seguimos en cuarentena queridos hermanos y hermanas, en éste tiempo eschuchamos sobre el coronavirus, que si es malo, que si no, realmente no sabemos, lo que sí es importante es tomar precauciones principalmente con lavarse las manos muy seguido, más si vamos llegando de la calle, nos da angustía, ansia de salir y poder hacer nuestra vida normal.

Para que en ésta temporada no subas de peso, o no mucho, tienes que cuidar lo que cenas, realiza guisos no pesados, es decir, que no sean fritos, capeados, carnosos, procura cenar ligero. Algunas opciones pueden ser: 1.-Un té, con un taco de frijoles y una fruta 2.-Un vaso pequeño de leche con un pan sin azúcar y un plátano mediano 3.- Un plato de fruta picada ( manzana, guayaba y platano) u otras frutas de temporada, puedes ponerle amaranto y 10 pasas y 2 nueces, toma un té. 4.-Una taza de café sin azúcar o té, y una quesadilla, come una fruta de tu preferencia. 5.- Media taza de cereal de caja sin azúcar, con una taza de leche y una fruta picada.

La cena debe ser ligera debido a que estamos haciendo poca actividad física y el cuerpo no necesita energía de más. Si consumes pocos alimentos en la cena, tu cuerpo lo resentirá y al principio te dará un poco de hambre porque lo tienes acostumbrado a comer bastante y ahora le darás un poco menos.

Otra cosa importante cena tres horas antes de que te acuestes, permite que tu cuerpo tenga la digestión correcta. En la medida que puedas, camina aunque sea en el mismo lugar, moviliza tu cuerpo, sigue tomando agua pura y cuida mucho la integridad de la familia. Recuerda que confiamos en Dios y él nunca defrauda. Ánimo!

Con el Domingo de Ramos comienza la Semana Santa. En esta ocasión se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén en medio de una multitud que lo aclamó como el Mesías.

Si bien este año las circunstancias son especiales por la pandemia del coronavirus COVID-19, el Domingo de Ramos se caracteriza por la bendición de las palmas, la procesión, la Misa y la lectura del relato de la Pasión durante la Eucaristía.

Además, se entrecruzan las dos tradiciones litúrgicas que han dado origen a esta celebración: la de Jerusalén y la de Roma.

En la tradición litúrgica de Jerusalén se recuerda el gesto profético de Jesús siendo aclamado al ingresar como Rey de Paz y el Mesías y después condenado para el cumplimiento de las profecías.

El Evangelio de San Mateo narra que la gente alfombraba el camino por el que pasaría Cristo y gritaba: "Bendito el que viene como Rey en nombre del Señor. Paz en el cielo y gloria en lo alto".

Los fieles que participan en la procesión, tradición que data del siglo IV en Jerusalén, deben llevar en las manos ramos de palma, olivos u otros árboles, y entonar cantos adecuados. Los sacerdotes y los ministros, llevando también ramos, deben marchar delante del pueblo.

La bendición de los ramos y palmas tiene lugar antes de la procesión. También se debe instruir a los fieles cristianos a que conserven en sus casas, junto a las cruces o cuadros religiosos, los ramos bendecidos como recuerdo de la victoria pascual del Señor Jesús.

La segunda tradición litúrgica es la de Roma, la cual nos invita a entrar conscientemente en la Semana Santa de la Pasión gloriosa y amorosa de Cristo, anticipando la proclamación del misterio en el Evangelio de Mateo (26:14-27:66).

Para el bien espiritual de los fieles, conviene que se lea por entero la narración de la Pasión y que no se omitan las lecturas que la preceden. Terminada la lectura de la Pasión no debe omitirse la homilía.

Debido a la situación extraordinaria de la pandemia mundial del coronavirus, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó un decreto el 25 de marzo, donde se establece que los Obispos y los presbíteros de los países afectados por el Covid-19 celebren los ritos de la Semana Santa sin la presencia física del pueblo y “en un lugar adecuado, evitando la concelebración y omitiendo el saludo de paz”.

 

En cuanto a la celebración del Domingo de Ramos, se establece que “la Conmemoración de la Entrada del Señor en Jerusalén se celebre en el interior del edificio sagrado; en las iglesias catedrales se adopte la segunda forma prevista del Misal Romano; en las iglesias parroquiales y en los demás lugares, la tercera”.

En cuanto a las “expresiones de piedad popular y las procesiones" de la Semana Santa y del Triduo Pascual, se señaló que "podrán ser trasladadas a otros días convenientes", como "por ejemplo, el 14 y 15 de septiembre", a juicio del Obispo diocesano.

Además, el decreto indicó a las Conferencias Episcopales y cada una de las diócesis que “no dejen de ofrecer subsidios para ayudar en la oración familiar y personal” y que “los seminarios, las residencias sacerdotales, los monasterios y las comunidades religiosas también se atengan a las indicaciones del presente Decreto”.

Por ello, la Oficina de Prensa del Vaticano indicó que en el Domingo de Ramos, a realizarse el 5 de abril, el Santo Padre celebrará la Santa Misa de la Conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén, en el Altar de la Cátedra en la Basílica de San Pedro a las 11:00 a.m. (hora de Roma), pero sin la presencia física de los fieles. La celebración será transmitida en vivo a través de las redes sociales de ACI Prensa y EWTN Español.

---

Redacción ACI Prensa

Frente al avance del nuevo coronavirus COVID-19, muchos países han tomado la decisión de impedir la movilidad de los ciudadanos con la declaración de cuarentena, lo que ha llevado a muchos católicos a buscar iniciativas para poder vivir bien el tiempo de Cuaresma desde su propio hogar.

Con la Semana Santa tan cerca, te traemos cinco ideas para poder tener una buena preparación y llevar la Cuaresma desde la cuarentena:

1. Practicar las obras de misericordia espirituales y la caridad

Sin romper las normas establecidas por el gobierno, se puede tener iniciativas de caridad con las personas más necesitadas y vulnerables al virus, como ofrecer ayuda a los ancianos al comprar los alimentos y medicinas que necesitan.

Además, es un buen momento para practicar las obras de misericordia espirituales dentro de las familias o con los vecinos más cercanos, al conversar con ellos, dándoles consejo y animándolos en este periodo difícil.

2. Vivir online la Santa Misa y la Exposición del Santísimo

 

La cuarentena no es una excusa para descuidar la vida espiritual, diferentes parroquias alrededor del mundo han tomado la iniciativa de transmitir en vivo la celebración de la Santa Misa en diferentes horarios, dando la posibilidad a los fieles de escuchar el Evangelio desde su hogar.

Asimismo, la Exposición del Santísimo, especialmente los días jueves, se transmite por redes sociales y ayuda a las personas a seguir fortaleciendo su oración, a pesar de no poder salir de sus casas.

Puedes encontrar algunas páginas donde seguir la Misa AQUÍ.

3. Ver películas y conciertos católicos por redes sociales

Los cantantes catolicos brindan en estos días de cuarentena conciertos por sus redes sociales, ese es el caso del Festival #YoMeQuedoEnCasa, donde un artista actúa en directo cada día desde el lunes 16 de marzo a las 8:00 p.m. (hora de Madrid).

Además, el cantante católico Martín Valverde se unirá en oración con los fieles con las “píldoras de fe”, donde interpreta diariamente en vivo cinco minutos de música, desde el miércoles 18 de marzo a las 6:00 p.m. (hora de México).

Asimismo, la cantante Athenas ha creado un playlist colaborativo que cuenta con dos mil canciones católicas, y anima a todos los fieles a seguir agregando la música que los ayuda a vivir este tiempo de Cuaresma.

 

Por otro lado, la plataforma de contenido audiovisual familiar “FAMIPLAY” ofrece para España una suscripción gratuita durante una semana, una iniciativa que puede aprovecharse para ver cine y series con valores durante el confinamiento por coronavirus.

4. Evangelizar a la familia

La cuarentena es un momento especial para poder estrechar lazos y evangelizar a los miembros de la familia.

Mediante los recursos digitales, diferentes parroquias y basílicas brindan talleres y catequesis por Cuaresma, como el canal de YouTube de la Basílica de Guadalupe, que brinda información sobre el tiempo de Cuaresma, y es una herramienta para enseñar sobre la fe católica a la familia.

Además, las redes sociales de los sacerdotes son una fuente de ayuda, como los videos del Padre Sam o del Obispo de San Sebastián (España), Mons. Munilla.

5. Fortalecer la devoción a la Virgen María

Al romper con la rutina diaria, este tiempo de confinamiento puede ser motivo para comenzar a hacer el Ángelus o el Santo Rosario, comenzando el día de hoy. El Papa Francisco y obispos en varias partes del mundo están invitando a los fieles a pedir a la Virgen María que interceda ante su Hijo por el fin del coronavirus.

Además, se puede acompañar a la Virgen de Lourdes, en Francia, a través de una novena de oración especial, la cual se realiza desde el martes 17 de marzo y hasta el próximo domingo 25, día en que la Iglesia celebra la fiesta de la Anunciación y aniversario de la aparición número 16 de la Virgen de Lourdes.

“Los cuidados paliativos son el buen cuidado al final de la vida” y en esto Cristo es “nuestro maestro”, afirmó el director de la Unidad de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra, Carlos Centeno Cortés.

En declaraciones a ACI Prensa, el doctor Centeno, que participó en el Simposio Internacional Religión y Ética Médica sobre Cuidados Paliativos y Salud Mental, celebrado en Roma el 11 y 12 de diciembre pasado, explicó que “todo el mundo debería recibir cuidados paliativos” cuando se encuentra al final de la vida.

El experto afirmó que “los cuidados paliativos son el buen cuidado al final de la vida” y por tanto “son obligatorios”, algo que no sucede con la eutanasia.

Insistió en que “los cuidados paliativos no son frente a nada, los cuidados paliativos es lo que exige la dignidad de la persona”; e invitó a presentar “los cuidados paliativos como el modo más humano, también el más cristiano, de atender a una persona al final de la vida”.

En la entrevista, el doctor ofreció una clara definición de los cuidados paliativos: “Son un modo especial de cuidar a enfermos”. ¿Y qué tiene de especial ese modo de cuida? “En primer lugar, el paciente, que es un paciente que está al final de la vida, es un paciente que tiene una enfermedad avanzada, es decir, que, cuando se diagnostica, pone en el horizonte el final de la vida”.

Por lo tanto, en los cuidados paliativos “es especial el enfermo y es especial el modo de cuidar”, subrayó. Ese enfermo “tiene unas necesidades globales” y, por lo tanto “el cuidado es global, de toda la persona”.

En los cuidados paliativos “hay que atender a toda la persona porque es toda la persona la que sufre cuando la muerte está en el horizonte. En la globalidad ponemos la parte física y la parte emocional, pero no solo. Ponemos también todo lo que tiene alrededor el enfermo que es la parte social, su familia, sus amigos que sufren cuando sufre él, y ponemos también la parte espiritual”.

“Hace falta un equipo para atender tanta necesidad y enfoques distintos, y un equipo que al mismo tiempo sea soporte del propio equipo, es decir, que se apoye así mismo, porque este trabajo resulta intenso, demandante y a veces desgasta”.

En definitiva, los “cuidados paliativos como una forma excelsa de caridad que debe ser promovida”.

Además, habló de los cuidados paliativos “desde una perspectiva cristiana”: “¿Qué se ve en los cuidados paliativos desde una perspectiva cristiana? En primer lugar, se ven datos, se ven hechos. Si miramos un poco más profundamente vemos también valores cristianos debajo de esos hechos”.

“Los hechos son la presencia de los cristianos y los valores son valores cristianos con los que trabajan esas personas. Y si miramos un poco más profundamente, esos valores son cristianos porque nos los enseñó Cristo, porque Cristo es nuestro ‘divino médico’ y es también nuestro maestro en los cuidados paliativos”.

En ese sentido, hizo hincapié en que “alrededor de todo el mundo encontramos servicios de cuidados paliativos, hospices, que así se llaman en algunos sitios, equipos de personas o servicios que tienen una inspiración cristiana”.

En muchos países del mundo “los cuidados paliativos nacen en un hospice católico, o de alguna manera se articulan o se definen por primera vez en un hospice católico”.

Asimismo, citó tres valores fundamentales que se dan en cuidados paliativos: dignidad, compasión y humildad.

Sobre la dignidad, aseguró que en los cuidados paliativos “estamos por una muerte digna, yo soy partidario de la muerte digna. Yo promuevo la muerte digna. Pero los cristianos defendemos que la dignidad de la muerte está en la propia persona, es intrínseca, nadie la puede quitar”.

“Es verdad que hoy en nuestra sociedad hay personas que cifran la dignidad en elegir el momento de morir, en decidir sobre la propia muerte. Los cristianos no pensamos eso. Pensamos que debemos respetar la muerte natural”.

Afirmó que hay modos indignos de morir: “Es indigno morir solo, o con dolor, sin alivio. O asfixiándote. Eso es indigno, no lo queremos para nadie. Hay modos de morir que no son dignos y que debemos combatirlos. Los cristianos estamos por la dignidad”.

Luego, en segundo lugar, la compasión, “que es el corazón de la medicina”. “Si no late ese corazón no hay medicina. Puede haber una técnica, pero no medicina”.

“Necesitamos que ese corazón esté latiendo para ejercer la medicina. Entonces nos mueve el sufrimiento del otro. Eso es la compasión, que cuando otro sufre, yo me muevo para ayudarle, yo lo siento y experimento ese mismo sufrimiento y me muevo para ayudarle. Eso es la compasión”.

Por último, la humildad. “Dicen en Castilla que la hora de la muerte es la hora de la verdad, y si es la hora de la verdad, no es la hora ni del médico ni de la medicina, el médico y la medicina sobran un poco de ese escenario. Si es posible, el médico debe desaparecer y dejar el protagonismo del momento a la persona que va a morir. La medicina debe ser humilde especialmente en estos momentos al final de la vida. Lo aprendemos también de Jesús que nos dice que él es manso y humilde de corazón”.

En definitiva, subrayó que los valores de los cuidados paliativos “son valores cristianos, porque los aprendemos de la vida y de las enseñanzas de Jesús”.

La Navidad es la Solemnidad del nacimiento de Jesucristo, Dios hecho hombre para salvar a la humanidad. Para vivirla correctamente y profundizar en su significado, la Iglesia Católica propone una serie de recomendaciones.

Estas se encuentran en el Capítulo IV del Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia, elaborado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano, publicado en 2002.

Las recomendaciones son las siguientes:

1.- Profundizar en el don otorgado por Dios

La Santa Sede exhorta a profundizar que la Navidad es un “don que es expresión del amor infinito de Dios que ‘tanto amó al mundo que nos ha dado a su Hijo único’”.

Por ello, se debe valorar la “solidaridad con el hombre pecador, por el cual, en Jesús, Dios se ha hecho hombre” y que “el Hijo de Dios ‘siendo rico se ha hecho pobre’ para enriquecernos ‘por medio de su pobreza’”.

2.- Reflexionar sobre el valor de la vida

En Navidad se destaca “el valor sagrado de la vida” y “el acontecimiento maravilloso que se realiza en el parto de toda mujer, porque mediante el parto de María” nació el Salvador del mundo.

3.- Celebrar con sencillez

En el Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia, el Vaticano recomienda vivir esta celebración en un “clima de sencillez, y de pobreza, de humildad y de confianza en Dios, que envuelve los acontecimientos del nacimiento del niño Jesús”.

Indica además que es importante profundizar en el valor religioso de la Navidad para que esta “no se convierta en terreno abonado para el consumismo ni para la infiltración del neopaganismo”.

4.- Cantar villancicos

En el texto, la Santa Sede subrayó que los villancicos son “instrumentos muy poderosos para transmitir el mensaje de alegría y paz de Navidad” y por ello recomiendan cantarlos en Nochebuena.

Puede encontrar algunas sugerencias AQUÍ.

5.- Leer en familia el relato del nacimiento de Jesús

El documento vaticano indicó que Nochebuena es “una ocasión de oración de toda la familia” y recomienda leer “la narración del nacimiento de Jesús según San Lucas”.

También exhorta a entonar “los cantos típicos de la Navidad y se eleven las súplicas y las alabanzas, sobre todo las de los niños, protagonistas de este encuentro familiar”.

6.- Rezar ante el árbol de Navidad

La Santa Sede invita a que las familias recen entorno al árbol de Navidad porque “independientemente de su origen histórico” es “hoy un signo fuertemente evocador, bastante extendido en los ambientes cristianos; evoca tanto el árbol de la vida, plantado en el jardín del Edén, como el árbol de la cruz, y adquiere así un significado cristológico”.

“Cristo es el verdadero árbol de la vida, nacido de nuestro linaje, de la tierra virgen Santa María, árbol siempre verde, fecundo en frutos”, precisa el texto.

 

7.- Dar regalos a los pobres

En el documento, la Iglesia Católica refiere que “entre los regalos colocados bajo el árbol de Navidad no deberían faltar los regalos para los pobres: ellos forman parte de toda familia cristiana”.

8.- Compartir juntos la cena de Navidad

Otro gesto que sugiere el Vaticano es realizar una cena de Navidad porque en ella “se manifiestan con toda su fuerza la firmeza y la alegría de los vínculos familiares”.

“La familia cristiana que todos los días, según la tradición, bendice la mesa y da gracias al Señor por el don de los alimentos, realizará este gesto con mayor intensidad y atención en la cena de Navidad”, asegura.

9.- Asistir a Misa

La Santa Sede invita a los fieles a asistir a la Misa de Nochebuena porque esta “tiene un gran sentido litúrgico y goza del aprecio popular”.

Destaca asimismo que al inicio de la Eucaristía se entona “el canto del anuncio del nacimiento del Señor, con la fórmula del Martirologio Romano”, en el momento de “la presentación de los dones para el ofertorio siempre habrá un recuerdo concreto de los pobres” y la “oración de los fieles deberá asumir un carácter verdaderamente universal, incluso, donde sea oportuno, con el empleo de varios idiomas como un signo”.

“Al final de la celebración podrá tener lugar el beso de la imagen del Niño Jesús por parte de los fieles, y la colocación de la misma en el nacimiento que se haya puesto en la iglesia o en algún lugar cercano”, indica el Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia.

Te has detenido un momento a pensar que hemos venido comiendo a lo “gorras” diría un amigo ¡jajaja! Es decir, comemos sin darnos cuenta y la alimentación es uno de los mejores y más hermosos placeres que la vida nos otorga, ¿entonces por qué no le damos la importancia debida?, ¿por qué como cualquier cosa?, ¿por qué no tenemos voluntad de decir:

–¡No gracias ya estoy satisfecho!

¿Por qué no somos selectivos al ingresar a nuestro cuerpo alimentos que sí nos ayuden? ¿en dónde nos perdimos?

Fíjate.. si tienes o tuvideras un vehículo, llámese carro ¡jejeje!... ¿le podrías disel quemado, licuado con rebabas de fierro y unas gotas de gasolina guachicolera? (sabes que esta sucia)… según te dicen que te rendirá mas tu gasolina y limpiará tu motor… por lógica ¡nooo!, no sabes bien como funciona el motor, pero entiendes que lo dañarás, “así merito” debemos de pensar al comer alimentos no sanos.

Ahora te pregunto ¿No es más importante tu cuerpo o el de tu familia, que tu carro?. Entonces ¿por qué a él no le das más importancia?

Debemos de tener conciencia en cuidar nuestro cuerpo, es el único vehículo que tengo para caminar y apreciar la vida, no te des el lujo de comer alimetos que tú sabes que te dañan, en nombre de que saben rico, nada mas un poquito, además no pasa nada… claro que pasa y pasa más de lo que te imaginas… mira a tu alrededor y verás enfermos ambulantes… obesos, diabéticos, hipertensos y mas enfermedades producidas por comer de una manera inconsciente.

No te sientas regañado, estoy preocupada por ti, por mí gente, no lo tomemos a la ligera, te pido de favor que mires a las personas que amas… ¿cómo los ves?, mas gordos, se ven agotados, les duele la cabeza, les duelen los huesos, no pueden hacer bien del baño o tienen diarrea, mira por favor… los cuerpos piden ayuda por medio de las enfermedades…

Tantos años tomando refrescos, harinas refinadas, azúcar desmedidamente, comiendo alimentos grasos… en fin, el cuerpo tarde o temprano te cobrará la factura, te pido que tú seas la punta de flecha de la prevención en la salud… inicia con pequeños cambios en tu alimentación, te reto a que tomes solo agua pura, en todo momento, verás que problema te vuelves ¡jajajaja!

¿Pero quién dijo que los cambios se logran facilmente?… a Cristobal Colón lo catalogaron de loco por pensar que la tierra era redonda y mira… llegó a América, bueno se equivocó tantito ¡jajajaja! Pensando que llegaba a la India… bueno… lo importante es que iniciemos con pequeños cambios y no permitamos que nos envuelva la comida industrializada, las refrescos, las frituras, toda la comida chatarra… que solo da problemas a nuestro organismo y nos resta salud.

Ánimo, decídete a tomar agua pura, verás las caras que te hacen cuando comas una torta con agua pura, ¡jajajajaa! Hasta tú pusiste caras con éste comentario ¿verdad? Pero hermano, hermana la salud no tiene precio. Cuidando tu salud también cuidarás la de tu familia.

Nutrióloga Mayte Reséndiz Sinecio

La obediencia es un valor que implica escuchar con atención y cumplir con responsabilidad las indicaciones u órdenes que pueden dar los padres de familia a sus hijos u otras personas significativas. Es cumplir y aceptar la voluntad de una autoridad. La obediencia bien enseñada es la base de la disciplina y fortalece nuestros vínculos con las personas a quienes se obedece.

La obediencia es positiva y se debe enseñar a edad temprana, ya que ayuda a poner límites y a seguir indicaciones, que sirven como guía para regular la conducta.

La obediencia sirve para toda la vida, no solo para la infancia y la adolescencia, ya que los adultos también deben obedecer indicaciones en la casa, en el trabajo, en la calle; así también seguir las indicaciones de los doctores en cuestión de salud.

Es muy importante para una convivencia pacífica que los pequeños sean obedientes en el colegio y en casa, enseñándoles a pedir las cosas por favor y controlar sus conductas en cada lugar y momento. Así también hay que dejarles claro; que no pueden obedecer ciegamente cualquier orden que otros les den, sin antes analizarla; porque estaremos criando niños sumisos que en un futuro serán adultos que no serán capaces de hacer valer sus derechos.

No existen fórmulas mágicas para enseñar a los niños a que aprendan, es un proceso de paciencia que se da día a día. Las órdenes deben ser claras, específicas y razonables de acuerdo a la edad del niño. Por ejemplo si el objetivo es enseñar el orden hay que pedirles que guarden sus juguetes después de usarlos, que coloquen la ropa ya sea sucia o limpia en el lugar destinado a ello y así en cada hábito o valor.

Para que los niños aprendan a obedecer hay que procurar no mandar al niño a realizar varias cosas a la vez, no permitir que invente excusas para evitar la orden, pedirles cosas de acuerdo a su edad, cerciorarse que cumpla lo que se pide y que no reciba ayuda de alguien más, cada vez que obedezca, incentivar su autoestima haciéndole ver que son capaces de realizar lo que se le pidió. No hay que darles algún premio o castigo por cada petición o misión que deben cumplir. Hay que platicar con los niños y explicarles que al obedecer la convivencia mejora, que es por su bien y que en este periodo de su vida están bajo la autoridad y vigilancia de los padres.

En la actualidad es muy difícil para los padres enseñar a obedecer y para los hijos es más problema obedecer. La palabra de Dios nos ilumina diciendo: “Y ustedes padres, no irriten a sus hijos, sino edúquenlos, corríjanlos y enséñenles tal como lo haría el Señor”. Efe, 6.

Por: Sra. Guadalupe Ituarte Alfaro

El Adviento está lleno de hermosas y antiguas tradiciones únicas del cristianismo que los padres pueden compartir con sus hijos durante el tiempo de preparación para celebrar la Navidad.

Aquí 5 consejos prácticos para crecer en familia durante el Adviento compartidos por el National Catholic Register.

1. Corona de Adviento sobre la mesa 

Esta tradición milenaria no puede guardarse solo para el día domingo en la iglesia, sino también puede realizarse por las noches a la hora de la cena.

La corona de Adviento  simboliza más que las cuatro semanas de Adviento; pues también pueden representar los 4 mil años que el hombre estuvo en la tierra antes de que naciera el Salvador. Por otro lado, los niños pueden turnarse para prender y soplar las velas.

Se puede recitar una oración diciendo antes la siguiente jaculatoria: "Ven, Señor Jesús, nace en nuestros corazones".

2. Hacer obras de misericordia

Es importante preparase espiritualmente durante el Adviento para el nacimiento de Jesús.

Una sugerencia para lograrlo es armar un pequeño pesebre en algún lugar de su casa y cada vez que algún miembro de la familia realice una obra de misericordia, puede poner un hilo de heno en el pesebre.

Es una bendición ver cada día más lleno el pesebre para Jesús cuando se acerca el día de su natividad. Recuerde no colocar la imagen del Niño Jesús hasta la víspera de Navidad.

3. No olvidar al verdadero San Nicolás

Según varios historiadores, el popular Santa Claus es la distorsión –primero literaria y luego comercial– de San Nicolás, el generoso Obispo de Myra, patrono de los niños, navegantes y cautivos.

La leyenda de Santa Claus deriva directamente de la figura de San Nicolás, quien según la tradición, entregó todos sus bienes a los pobres para hacerse monje y obispo, distinguiéndose siempre por su generosidad hacia los niños.

Por haber sido tan amigo de la niñez, en su día se reparten dulces y regalos. Es representado como un anciano vestido de rojo, con una barba muy blanca, que pasa de casa en casa repartiendo regalos y dulces a los niños.

4. Enseñar a los niños

Animar a los niños en este tiempo de preparación para la Navidad a orar por los demás, ayudar en casa, compartir los bienes con quien más necesite, cumplir las tareas sin quejarse, hacer un sacrificio, leer algún pasaje de la Biblia, dar gracias a Dios, saludar cariñosamente, no pelear con sus hermanos, entre otros.

Es importante no solo que los niños se comprometan a realizar buenas acciones para el nuevo año que se aproxima, sino también que los padres enseñen a sus hijos el verdadero sentido del Adviento.

Es decir, que mediten sobre la venida final del Señor, así como del nacimiento de Jesús y su irrupción en la historia del hombre en Navidad. Además, mostrarles el significado de las coronas de Adviento, las velas y el color morado para la liturgia que significa preparación espiritual y penitencia.

5. Crecer espiritualmente

En este tiempo se puede añadir un tiempo de oración breve como la lectura de la Biblia cada mañana o un Rosario. Cualquiera podría convertirse en un gran hábito.

Puede servir cualquier actividad que desarrolle su parroquia con el objetivo de lograr que la Navidad traiga un nuevo celo y un amor más profundo por Cristo este año.

Redacción ACI Prensa

El Ministerio del Interior de Libia localizó los restos de 34 cristianos etíopes decapitados por el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) en abril de 2015, e iniciará el proceso para que sean repatriados.

Según la organización humanitaria International Christian Concern (ICC) los cuerpos fueron enterrados en una fosa común ubicada en una granja cercana a la ciudad costera de Sirte. El lugar fue descubierto después de escucharse las confesiones de miembros de ISIS capturados tras la batalla por la recuperación de Sirte.

La ejecución de los cristianos etíopes, que habían llegado a Libia como trabajadores migrantes, fue grabada y subida a Internet por los fundamentalistas musulmanes con el objetivo de reclutar más militantes e intimidar a los cristianos. El 15 de febrero del mismo año, los yihadistas difundieron un video en el que se mostraba la ejecución de 21 cristianos coptos de Egipto.

En declaraciones a ACI Prensa, Claire Evans, Gerente Regional de ICC, precisó que el 24 diciembre pasado fueron encontrados los restos de los 34 cristianos etíopes gracias al trabajo del Departamento de Investigación Criminal de Libia.

“Las autoridades libias tienen la intención de repatriar los cuerpos de regreso a Etiopía. Sin embargo, este proceso es bastante largo e intenso”, informó Evans.

Luego, recordó que en el caso de los 21 cristianos coptos se necesitaron de ocho meses para que sus cuerpos fueran repatriados. Estos habían sido ejecutados apenas meses antes que los etíopes y fueron encontrados en octubre pasado.

“El descubrimiento de los cuerpos etíopes brinda un cierre muy necesario para sus seres queridos. Sin embargo, Libia sigue siendo un país altamente peligroso donde milicias que compiten entre sí y extremistas islámicos hacen casi imposible la seguridad y estabilidad”, lamentó Evans.

 

También recordó que Libia fue la ubicación de muchos trabajadores migrantes, “un grupo demográfico que representaba a la mayoría de la población cristiana allí”.

“El ambiente peligroso ha hecho que la mayoría de los cristianos huyan. Libia ha dado pasos positivos para identificar las fosas comunes de los cristianos, pero se debe hacer más para proteger a los pocos que permanecen allí”, concluyó.

En un comunicado, ICC indica que las fosas comunes de las víctimas de ISIS continúan siendo descubiertas en todo el Medio Oriente, y si bien los grupos extremistas han experimentado graves contratiempos en toda la región, “Libia sigue siendo un campo fértil para sus militantes”.

Redacción ACI Prensa

La Hermana Wendy Beckett, una monja contemplativa que se convirtió en periodista, profesora universitaria, traductora, crítica de arte y consiguió fama internacional por su serie de documentales sobre Historia del Arte en la BBC en la década del 1990, falleció a los 88 años.

El Catholic Herald, la recordó en un reciente artículo por haber logrado la fama presentando sus programas sin un guion y por vestir su tradicional hábito negro.

La religiosa falleció el 26 de diciembre en el monasterio de Quidenham al este Inglaterra, así lo confirmó la portavoz del templo, Gina Rozner. La causa de muerte no fue revelada, pero se sabía que la religiosa padecía dolencias cardíacas y sufrió accidentes cardiovasculares.

La Hermana Wendy nació en Sudáfrica en 1930 y se mudó a Escocia cuando era niña. A la edad de 16 se unió a las Hermanas de Notre Dame, una congregación de hermanas religiosas dedicadas a la educación.

Después de completar su noviciado, estudió en St Anne's College, Oxford, donde se graduó con honores en literatura inglesa.

J.R.R. Tolkein, novelista católico creador de la mítica saga El Señor de los Anillos, intentó persuadirla para que se quedara en Oxford como académica, pero en cambio se mudó a Liverpool y luego a Sudáfrica.

Después de pasar 15 años como maestra en Sudáfrica, regrespo a Inglaterra por motivos de salud, estableciéndose en los terrenos del monasterio carmelita en Quidenham.

La Hermana Wendy comenzó a estudiar arte en la década de 1980, publicando su primer libro, Contemporary Women Artists, en 1988. Poco después, comenzó a escribir una columna semanal de arte para el Catholic Herald.

 

Después del éxito de su trabajo escrito, la BBC le encargó que presentara un documental sobre la Galería de Arte de Londres. A esto le siguieron más documentales sobre historia del arte, que fueron vistos por casi cuatro millones de espectadores solo en Reino Unido.

La serie se mostró en Estados Unidos y consiguió el reconocimiento de la crítica y un nuevo mercado para sus libros. La última serie que realizó en 2001, luego rechazó todas las ofertas de trabajo televisas posteriores.

En 2017, al celebrar su 70 aniversario como religiosa, la Hermana Wendy decidió donar cerca de 4.000 dólares a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada.

 DATOS IMPORTANTES
 
 
Derechos Reservados
Diócesis de Huajuapan 2020

Información

Dirección:
 
Matamoros # 6, Col Centro
Huajuapan de León Oaxaca
Tel: 53 2 07 25
Correo:
formacioncatolicasanjose@hotmail.com
Horario de atención:
09:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 hrs
 
Responsable:
 
Lic. Angeles Márquez Urbano
11369141
Visitas HOY
Visitas AYER
Visitas ESTA SEMANA
Visitas SEMANA PASADA
Visitas ESTE MES
Visitas MES PASADO
VISITAS TOTALES
15896
21103
115507
10645361
208238
627154
11369141

Your IP: 3.236.8.46
2020-07-10 19:33

FOTOS

Template Settings

Theme Colors

Cyan Red Green Oranges Teal

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…