Facebook 

Diocesis de Huajuapan

Diocesis de Huajuapan (7)

(0 votes)

LA FAMILIARIDAD CON LA PALABRA DE DIOS

Es una expresión que el papa Francisco ha repetido en varios documentos, especialmente en la Carta Apostólica, Aperuit Illis. El día dedicado a la Biblia no ha de ser “una vez al año”, sino una vez para todo el año, porque nos surge la necesidad de tener una familiaridad e intimidad con la Sagrada Escritura… Para esto necesitamos entablar un constante trato de familiaridad con la Sagrada Escritura”. La evangelización requiere familiaridad con la Palabra de Dios (EG 175).

Para lograr esa familiaridad e intimidad con la Sagrada Escritura, es necesario promover adecuadamente “un estudio serio y perseverante de la Biblia” que nos permitirá conseguir esa familiaridad y diálogo constante con Dios. Sin el conocimiento de la Sagrada Escritura, no podremos descubrir la riqueza inagotable que tiene para todos los hombres.

La Biblia, es la carta que Dios ha enviado a los hombres para decirles cómo es Él, cuál es el proyecto que tiene para los hombres; cómo éstos han de vivir en el mundo para alcanzar su salvación eterna.

Toda la evangelización está fundada sobre la Palabra de Dios “escuchada, meditada, vivida, celebrada y testimoniada”, (EG 174). Por eso el estudio de la Sagrada Escritura debe ser “puerta abierta a todos los creyentes”. El Espíritu Santo que guía a la Iglesia hacia la verdad plena, ha ido inspirando a los sumos pontífices en esa insistente promoción para el conocimiento y vivencia de la Sagrada Escritura, a partir del Papa León Xlll ha crecido considerablemente el número de intervenciones destinadas a aumentar en la vida de la Iglesia la conciencia sobre la importancia de la palabra de Dios y de los estudios bíblicos. (cfr. VD 3).

El punto central de esta constante exhortación de la Iglesia sobre la Biblia como Palabra de Dios, es el Concilio Vat. ll. La Constitución Dogmática sobre la Divina Revelación, se puede considerar como la Carta Magna sobre los estudios de la Sagrada Escritura.

El Sínodo sobre la Palabra de Dios (5-26 Oct 2008), se considera como un acontecimiento eclesial privilegiado respecto a la Palabra de Dios en la Iglesia postconciliar. Nuestro actual Pontífice con no menor fuerza exhorta a poner todo nuestro empeño para lograr esa familiaridad con la Biblia para que de vida a todo el pueblo de Dios.

Nos recuerda el Santo Padre que la Biblia es el Libro del Pueblo del Señor, porque nace en el pueblo de Dios, se custodia y se predica al Pueblo de Dios. Es momento oportuno para que en la elaboración de nuestros planes pastorales, demos a la Sagrada Escritura la centralidad que debe tener como Palabra de Dios.

 

------

Pbro. Miguel Ambrosio Velasco

(0 votes)

EL PAPA FRANCISCO IMPULSA LA NUEVA EVANGELIZACIÓN

El programa de la Nueva Evangelización está expresado en la Exhortación Evangelii Gaudium y este tiempo de Nueva Evangelización lo llama “nueva etapa evangelizadora”.

El acento principal lo pone especialmente en el anuncio misionero, por eso el primer punto de la exhortación es la transformación de la Iglesia misionera. Dice el Papa: “estoy convencido de que si aumenta la fuerza misionera, crecerá también la unidad entre nosotros y así como en los orígenes el anuncio marcó la primavera de la Iglesia, la evangelización marcará el florecimiento de una nueva primavera ecuménica”.

“El anuncio del Evangelio hasta el último confín de la tierra es con natural a nuestro ser cristiano”. “El modo cómo se realiza la misión cambia según los tiempos y los lugares y, frente a la tentación, lamentablemente frecuente, de imponerse, siguiendo lógicas mundanas, conviene recordar que la Iglesia de Cristo crece por atracción”.

“Estamos llamados a ser un pueblo que vive y comparte la alegría del evangelio, que alaba al Señor y sirve a los hermanos, con un espíritu que arde por el deseo de abrir horizontes de bondad y de belleza insospechados para quien no ha tenido aún la gracia de conocer verdaderamente a Jesús”. “Dejémonos interpelar por el llanto de los que sufren, y sintamos compasión, porque el programa del cristiano es un corazón que ve”.

Para la transformación de un mundo, es necesaria la transformación del rostro de la Iglesia en el mundo. No se trata de inventar nada nuevo, sino de volver a las fuentes del cristianismo, al cumplimiento del mandato de Jesús y al testimonio de las primeras comunidades cristianas. “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio”.

“Salir al encuentro, buscar a los lejanos y llegar a los cruces de los caminos para invitar a los excluidos”, (EG 24). “Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la auto preservación”, (EG 27).

Es necesaria una pastoral en clave de misión. Es necesario anunciar a Jesucristo; “El anuncio se centra en lo esencial, el núcleo esencial del Evangelio”. “Es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco, sin miedo” (EG 23).

-------

Pbro. Miguel Ambrosio Velasco

(0 votes)

EL LENGUAJE TEOLÓGICO UN PROBLEMA DE LA PASTORAL

La pastoral de la iglesia antes de ser un problema práctico es un problema de lenguaje y de teología, sobre todo entre los pueblos indígenas por no saber el pastor o el misionero el idioma propio cosmovisión de esa cultura. El lenguaje con que la Iglesia predica y enseña las verdades de la revelación divina, o mejor dicho de la fe, muchas veces resulta incomprensible, especialmente para las nuevas generaciones.

A nuestros jóvenes y adolescentes principalmente, les parece ofensivo cuando los papás los mandan a Misa sin ninguna explicación de lo que es la Misa, por ejemplo, o cuando los ponen a rezar o cuando los envían a recibir o celebrar un sacramento. Se necesita anunciar bien la alegría de ser hijos de Dios, quien nos ama tanto. Ahora no sólo a los jóvenes sino también a los adultos cuando oyen hablar de Dios como un vigilante y juez implacable, atento a los pecados, o como un dios comerciante que regatea el producto vendido, o un dios mágico de respuestas inmediatas y baratas. Cuando se habla de los santos no hay claridad, si están en el templo o el cielo.

Nuestros Obispos mexicanos en el PGP 103, nos hacen un llamado a todos los pastores del pueblo de Dios diciendo: “sentimos el deber de responder a muchos cuestionamientos esenciales”: ¿Qué es lo que queremos decir con la afirmación de que Jesucristo nos ha redimido? ¿Qué papel juega el Padre y el Espíritu en la obra redentora de Jesucristo? ¿Qué le corresponde al ser humano y a la comunidad de discípulos en la obra de la Redención?

Nuestros Obispos nos recuerdan que la redención de Jesucristo no se reduce al momento de la entrega de su vida, de la muerte en la cruz. El acontecimiento Jesucristo es todo redentor: desde la creación del universo de la que Jesucristo es mediador, su encarnación, su predicación y su praxis del Reino de Dios, la creación de la comunidad de discípulos, muerte y resurrección, la comunicación de su Espíritu, su presencia como resucitado en el mundo, en la humanidad, en la Iglesia, en su trabajo permanente, en la obra de cristificación de la realidad hasta que todas las cosas lo tengan por cabeza (Ef 1, 10; PGP 103 L 105).

No dudo que todos sabemos que la redención de Jesucristo nos libera del pecado cuando arrepentidos y con gran humildad recurrimos a la sacramento de la misericordia, llamado también sacramento de la confesión y segundo bautismo que lava nuestros delitos. La redención es el momento liberador que nos incorpora en el proceso de la salvación de Dios, que dice plenitud, realización definitiva. Lo anterior nos obliga a centrar nuestras ideas, nuestras palabras y que nuestro lenguaje teológico exprese verdaderamente la grandeza del Buen Pastor Jesucristo que nos conduce hacia Dios.

----

Pbro. Xavier Hernández Martínez

(0 votes)

LA PALABRA DE DIOS EN LA FAMILIA

Que hermoso y que frutos podríamos ver en un futuro, si las familias retomaran la plegaria familiar como lo hacían nuestros padres y abuelos; además de fomentar la unión familiar era un momento de intimidad con el Señor. Hoy no hay tiempo de dialogar, menos para orar.

En tiempos de crisis la familia tiene que renovar su fe desde la lectura y reflexión de la Palabra de Dios, además de la oración. Es una invitación que nos hace el Papa Francisco en su documento “Aperuit Illis”, donde instituye el domingo de “La Palabra de Dios”, documento muy pequeño de apenas 13 páginas que todos podemos leer. Ahí nos muestra el vínculo entre la Sagrada Escritura y la fe “En definitiva, la fe surge de la proclamación, y la proclamación se verifica mediante la palabra de Cristo” (Rom 10,17).

Los padres de familia como primeros educadores deben alimentarse de la Palabra de Dios para poder educar a sus hijos en la fe, ya que ellos no podrán conocer la Palabra sino hay quien se las proclame y quien mejor que los papás para iniciarlos. Por eso es indispensable la formación, acudiendo de preferencia a los grupos de estudio que existen en las Parroquias a donde se les puede orientar para el manejo de la Biblia, la búsqueda de los libros, las citas bíblicas, así como para una mejor interpretación.

Muchas personas dicen que abren la Biblia y la página que encuentran es la indicada para reflexionar, no digo que este mal; pero es más benéfico tener un conocimiento aunque sea mínimo para encontrar la verdad y el camino a la salvación. Además hay que saber leerla e interpretarla con el mismo Espíritu con que fue escrita y el apoyo del Magisterio de la Iglesia; ya que se puede caer en el error de comprenderla de acuerdo a criterio personal.

Según encuestas que se han realizado el noventa y cinco por ciento de católicos tienen Biblia en su casa, las cuales en su mayoría están nuevecitas porque nunca las han abierto para leerlas. Tienen un tesoro escondido, que no pueden gastar ni compartir con nadie.

La Biblia tiene que ser leída y reflexionada para que se haga vida en las personas “Toda escritura ha sido inspirada por Dios, y es útil para enseñar, para persuadir, para corregir, para educar en la rectitud”. (2Tim 3,16) Padres de familia, eduquen a sus hijos con la Palabra de Dios y así no se equivocarán tan fácilmente, a través de ella pueden fomentar el amor, los valores familiares, crear lazos más fuertes en familia y sobre todo vivir en profundidad una relación más íntima con Dios y con los hermanos. Se puede iniciar la lectura un día a la semana, después dos, y así sucesivamente hasta convertirse en hábito y lograr lo que dice el Papa “El día dedicado a la Biblia no ha de ser “una vez al año”, sino una vez para todo el año” (Aperuit Illis, 8).

---------------

Sra. Guadalupe Ituarte Alfaro

(0 votes)

EL MATRIMONIO COMO CUMPLIMIENTO DE DESEOS, NO PERDURA

(Amoris Laetitia 237 - 238)

La felicidad la estamos poniendo actualmente en muy poca cosa: nuestros deseos. Pero así va el tiempo y qué le vamos a hacer. Sin embargo, en lo que se refiere al matrimonio y a las relaciones paternales y fraternales en la familia tenemos que ver la felicidad de otra manera. Tenemos que partir de cosas reales y el deseo es algo muy normal y lo tenemos que cubrir pero no lo es todo. El problema dice, el Santo Padre, Francisco, es que “se ha vuelto frecuente que, cuando uno siente que no recibe lo que desea, o que no se cumple lo que soñaba, eso parece ser suficiente para dar fin a un matrimonio. Así no habrá matrimonio que dure”.

El desencanto, la frustración y la infelicidad por no haber cubierto los reales y objetivos deseos en nuestra vida son suficientes para despedirse de la pareja.

La ausencia. A veces basta, dice, el Santo Padre, una ausencia, para decir: “esto ya se acabó”, “ya no tiene remedio”. Si revisamos este tema un poco a fondo, podemos imaginar cuantos matrimonios están al borde, cuando hablamos de los que emigran, de los que trabajan semanas enteras sin ver a la pareja, o cuando se es tan quisquilloso, y se reclama la ausencia en tal o cual situación por una o por otra cosa.

El orgullo herido. También el matrimonio está a expensas del problema del interés del otro, de su atención, de su aceptación, de tal modo, que si esto no está funcionando viene el desánimo, la autoestima baja y la persona dice: “no vale la pena vivir así”. A estas situaciones de las insatisfacciones de los deseos, se les otorga una carga emotiva demasiado grande, la tienen, pero no define una vida, ni mucho menos un matrimonio. El matrimonio está puesto en la piedra angular del amor, de la entrega, de la donación plena; está puesto en la piedra angular de la libertad, en decisiones que se han tomado y que duran toda la vida, “hasta que la muerte los separe”; en la elección de una persona que tengo que amar, que tengo que conocer a lo largo de la vida que Dios me conceda.

Por ello, estas limitaciones en la correspondencia del deseo se tienen que platicar, y porque no, cubrirse con mucho amor y cariño, pero sobre todo, deben ser oportunidades para que se vuelva a recrear o resucitar el amor generoso, amable, atento, único, exclusivo, fuerte, emotivo, que tiene que darse siempre en el hogar y, particularmente, en el matrimonio.

A veces, también, se debe ser realista, porque ya no se pueden cubrir todos los sueños acariciados, por ejemplo, ¿cómo puedes pedirle a tu pareja que camine contigo mil metros si ya no puede caminar contigo ni cincuenta? “No hay que ser”.

El Santo Padre, dice, hay que buscar las raíces profundas de lo que está ocurriendo y empezar una nueva etapa del cumplimiento feliz de lo que Dios nos concede. Hay que estar abierto en la mente y en el corazón para comprenderse, y evitar el desinterés, la agresión, la huida o la sustitución. El matrimonio es más que el condicionamiento meramente apetitivo de nuestra persona.

Pbro. Abel Soriano Herrera

(0 votes)

EL PGP INSPIRADOR DE NUESTRO PROYECTO DIOCESANO

Muchos de los agentes de Pastoral, especialmente los párrocos ya están llevando a cabo la formulación de su proyecto parroquial al igual que las comisiones de pastoral, la vida religiosa, los movimientos, asociaciones y otras estructuras más de la iglesia diocesana ¡Que hermoso es trabajar ordenadamente! eso es precisamente un proyecto de pastoral, ordena las actividades después de reflexionar con profundidad y plena espiritualidad. Con esto podemos alabar al Señor.

El PGP quiere ser una expresión de la unidad y la colegialidad entre nosotros: Obispo, presbíteros, agentes de pastoral, laicos, vida religiosa y todos en comunión y así vivimos el principio de colegialidad. Queremos vibrar siempre en los dos principios teológicos que nos animan: la colegialidad y la comunión de las Iglesias al interior de la Provincia y guiados por la Conferencia Episcopal.

San Juan Pablo II lo explicaba: “Toda acción del Obispo realizada en el ejercicio del propio ministerio pastoral es siempre una acción realizada “en comunión con la Iglesia universal” ya sea que se trate del ministerio de la Palabra o del gobierno de la propia Iglesia particular que empeña la propia responsabilidad pastoral. En efecto, cada Obispo es simultáneamente responsable, aunque de modos diversos, de la Iglesia particular, de las Iglesias hermanas más cercanas y de la Iglesia universal (PG 59; cfr. DA 181).

Hoy se trata de un Proyecto que involucra plenamente en todas las fases de la elaboración y ejecución, a los fieles laicos, a los consagrados y consagradas, a los diáconos y a todos los presbíteros de nuestra Diócesis.

El PGP 29 dice que no se pretende, en modo alguno, atropellar, suplantar o nulificar lo que la Diócesis hace; queremos proporcionar criterios que faciliten la eficacia de tales tareas, mediante un ejercicio pastoral más sinodal, más sinérgico, transversal, subsidiario y gradual. Esto mismo se puede aplicar a los Decanatos y Parroquias, cada uno de ellos tienen su propio camino pero hemos de caminar en sinodalidad, en comunión con todos los feligreses y el Pastor diocesano.

Así, haremos más efectiva la misión encomendada, posibilitando una plena experiencia de la obra redentora de Cristo en todos los fieles bautizados. Por ello, nos hemos propuesto ofrecer guías orientadoras, abiertas a las particularidades con un lenguaje cercano a las Parroquias y Decanatos, a nuestro pueblo en el cumplimiento de su misión pastoral y misionera. Para vivir el trabajo con la serenidad, se programará cada actividad, con un responsable, en fechas bien definidas, en lugares aptos, como estrategias sencillas y claras, además con recursos que favorezcan el desarrollo de nuestro Proyecto.

No caminemos solos sino con los demás principalmente y con el Consejo Parroquial de Pastoral, ellos nos darán nuevas propuestas hasta llegar a compromisos concretos. No apaguemos el fuego del Espíritu de Verdad que nos mueve a dar cauce a nuevos ideales y sueños pastorales para seguir respondiendo a las exigencias del Concilio Vaticano II.

--------

Pbro. Xavier Hernández Martínez

(0 votes)

LAS CRISIS PERSONALES TAMBIÉN, AFECTAN AL MATRIMONIO

 

El Santo Padre considera que otras crisis que dan al traste con los matrimonios son las crisis personales, las cuales están relacionadas con dificultades económicas, laborales, afectivas, sociales, espirituales.

Las dificultades económicas y laborales, tienen que ver con los gastos que no se alcanzan a cubrir con la holgura que se quisiera, los gastos. Compras innecesarias, deudas, gastos ordinarios, ingresos precarios, son parte del conjunto económico que presiona a las personas en el matrimonio hasta que les hace explotar, desesperarse con la situación y tomar la decisión de abandonar el hogar para ir a buscar un mejor trabajo, en el mejor de los casos, si no es que se desaparece la persona de la casa para irse lejos, a vivir su sufrimiento y no saber nada más de la situación.

Las dificultades afectivas. Estas dificultades son el pan de cada día. “Los hijos comen las uvas agrias y a los papás se les destemplan los dientes”. Nos referirnos a todo el desorden afectivo de nuestros días. Problemas afectivos que afloran con tal fuerza y confusión, que el medio se presta para que el cariño dejado sea prontamente suplido, o para buscar un nuevo cariño. Amor no puede ser. Más bien es inmadurez afectiva. O también, puede ser falta de responsabilidad en el compromiso que se ha hecho. O puede ser, que esté involucrado el hedonismo de nuestros tiempos: sólo hay sentir bonito y eso es lo importante. Se pierde el interés y el respeto por la otra persona.

Dificultades personales sociales. Toda persona necesita ser bien atendida, escuchada, querida, y en razón a los tiempos que estamos v i v i e n d o de trabajo, de individualismo, de descarte, de indiferencia, se puede entender que en la vida matrimonial no se “tocan mal las rancheras” en estas necesidades. Todo puede suceder en la casa menos el darse tiempo para el otro, para percibir o entender, que es lo que la pareja necesita. Se entiende que son pocas las parejas que realmente se conocen y se comprenden, se ayudan, deciden juntas, aún cuando pareciera que estamos viviendo tiempos mejores de comunicación. No vivir con normalidad y satisfacer estas necesidades sociales, en una buena y sana convivencia arruina la vida matrimonial.

Dificultades personales espirituales. Tanto el hombre como la mujer deben vivir una vida espiritual profunda. Lo más sólido y “piedra de base” es la vida espiritual. Anteriormente mencionamos todos los medios espirituales que se deben cuidar en la vida matrimonial y familiar, no hacerlo es estar a expensas de cualquier viento fuerte y la casa se destruye. El matrimonio se fundamenta en el amor pero también en la fe: hay que buscar a Dios y darle su buen tiempo si se desea que haya mucha luz, alegría, amor, entrega, en el matrimonio. La eucaristía, la comunión sacramental, la confesión y el apostolado juntos, son medios inmejorables en la dicha matrimonial.

El Santo Padre, cuestiona a los matrimonios ¿quién ha provocado o ha sido el constructor de la crisis en el matrimonio? Uno u otra, mi pareja, ¿qué es lo que yo he hecho de él o de ella? Es tiempo de unir fuerzas y superar juntos las distintas crisis personales que han afectado su matrimonio.

-----

Pbro. Abel Soriano Herrera

 DATOS IMPORTANTES
 
 
Derechos Reservados
Diócesis de Huajuapan 2019

Información

Matamoros # 6, Col Centro
Huajuapan de León Oaxaca
Tel: 53 2 07 25
Correo
formacioncatolicasanjose@hotmail.com
Horario de atención
09:00 - 20:00 hrs
 
Responsables
 
Lic. Angeles Marquez
Srita. Laura Racine 
8663737
Visitas HOY
Visitas AYER
Visitas ESTA SEMANA
Visitas SEMANA PASADA
Visitas ESTE MES
Visitas MES PASADO
VISITAS TOTALES
1483
16880
81326
7994445
521008
695186
8663737

Your IP: 3.94.202.172
2020-02-27 01:23

FOTOS

Template Settings

Theme Colors

Cyan Red Green Oranges Teal

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…